Torrontés, la gran cepa blanca de la Argentina

Pocas regiones vitivinícolas pueden vanagloriarse de tener una cepa única e irrepetible en el resto del mundo. Argentina puede hacerlo con la Torrontés.

Sobre su origen hay varias versiones. Algunos dicen que es de origen gallego y otros que es una mutación del cepaje Moscatel. Pero hay algo en lo que todos coinciden: en la Argentina tiene su mayor grado de expresividad.

Se cultiva en todas las regiones del país, desde la Patagonia, con exponentes austeros y con un alto nivel de acidez, pasando por Mendoza donde se expresa suave y elegante, hasta llegar a los Calles Calchaquíes, más precisamente en Cafayate, Salta, donde la Torrontés reina. En esta magnética y pintoresca región, la variedad saca a la luz sus mejores cualidades, es súper aromática y tiene una fuerte personalidad. Con una gran amplitud térmica entre el día y la noche, las estaciones del año bien marcadas y un cultivo casi orgánico naturalmente, el resultado es excepcional: se cosechan uvas sanas  que, en su grado óptimo de madurez, se transforman en vinos de alta calidad muy apreciados por los consumidores de todo el mundo.

Los aromas de la Torrontés son muy variados, predominan las flores blancas como el jazmín, las frutas blancas de carozo, algunos toques cítricos y, en los mejores exponentes,  se percibe una nota mineral que le aporta complejidad. En boca se destacan por su cuerpo lleno, sabores agradables  al paladar y,  en su mayoría, secos. Son ideales para acompañar los platos regionales norteños, como también ceviches y comida Thai, entre otros platos.

Estilos y etiquetas

Hoy tenemos dos estilos bien marcados de Torrontés, el tradicional, donde lo rústico, el terroir y lo aromático está presente y, otro estilo, más elegante, que logra ejemplares más suaves y elegantes. También hay versiones dulces muy buenas, con buen equilibrio dulzor-acidez, ideales para acompañar con una tabla de quesos.

Para no dejar de probar el Doña Paula Estate Torrontés 2010 del  Valle de Cafayate y el Tapiz Clásico Torrontés 2011 hecho con uvas de La Rioja. Son vinos agradables, bebibles y siempre tienen una relación costo-beneficio imbatible.

Merlot: una de las uvas tintas más famosas del mundo

Conozca esta variedad francesa que trascendió fronteras y tiene características tan particulares.

La historia del nombre y el origen del cepaje son curiosidades que vale la pena contar. Tal es así que Merlot quiere decir Mirlo en francés, probablemente por el color negro azulado del ave, semejante al de su racimo. También se dice que el Mirlo se come los racimos de Merlot y de ahí su nombre.

Su cuna es en Bordeaux, donde nacen los grandes vinos del mundo como el Petrus y otras perlas famosas y costosas, que solo unos pocos privilegiados pueden beber.

En  la Argentina no hay grandes exponentes monovarietales, salvo excepciones en la Patagonia –Mainqué, de Bodega Chacra o Marcus, de Humberto Canale– pero sí es  muy importante en los tradicionales blends argentinos al estilo bordelés.

Merlot en Italia

Sin embargo, hay un lugar fuera de Francia, donde la Merlot como varietal, da vinos únicos: en Italia. Más precisamente en la Toscana, la Merlot da vinos únicos e irrepetibles. El “Petrus” de Toscana se llama “Masseto” y muchos lo comparan con los grandes vinos del Pomerol francés.

Pero hoy hablaremos de otro monovarietal de esta uva, “Lamaione“. La familia Frescobaldi, una de las más antiguas productoras de vino del mundo, elabora este soberbio caldo en la región de Montalcino, en su bodega CastelGiocondo. Las uvas salen siempre del mismo viñedo (single vineyard) y, por supuesto, usan las de mayor calidad. La bodega Frescobaldi es una de pioneras en usar la variedad Merlot en la región de Montalcino, donde la Sangiovese reina.

El Lamaione 2004 es un vino elegante. Tiene un color violeta oscuro, en nariz desprende notas a cassis y frutillas, con matices especiados a pimienta  y grafito. En boca es de cuerpo lleno, de taninos sedosos y suaves, con un equilibrio excepcional. De final largo y persistente. Es un vino ideal para acompañar carnes braseadas, como cerdo o cordero.

Cosecha 2012

Llegó la vendimia y las bodegas son las grandes protagonistas de este momento especial que marcará la personalidad de sus vinos.

 Todas las cosechas tienen una personalidad única, y todas las regiones vitivinícolas tienen climas muy diversos. Por cuestiones climáticas, las uvas maduran de distintas formas año tras año, dándonos vinos con diferentes características gustativas y organolépticas.

En las regiones vitivinícolas argentinas las uvas maduran correctamente todos los años gracias a la gran cantidad de horas de sol que reciben las uvas, por esto, casi nunca tenemos problemas de maduración de las bayas.

En Francia y otras regiones de climas más fríos, sí hay cosechas malas, donde en ciertos años, los racimos no llegan a madurar del todo. En estas regiones de climas extremos, hay años malos, mediocres y buenos, pero cuando se dan todas las condiciones para añadas excepcionales, los vinos son maravillosos, complejos y de acidez refrescante.

Al contrario, en zonas demasiado cálidas se pueden llegar a hacer dos vendimias por año y esto conlleva a que la calidad de los vinos no puede ser muy buena en este tipo de climas.

En la añada 2012 en Mendoza, Argentina, habrá un 22 % menos de uva que el año anterior. Esto se debe principalmente a las altísimas temperaturas registradas, a la restricción hídrica y el temido granizo que afectó principalmente la zona Este de la provincia.

Sin embargo, la calidad de las uvas es muy buena lo que dará vinos de gran nivel. Esto sumado a la gran mejora de los últimos años en materia enológica, nos auguran caldos que año tras año logran mayor fineza y elegancia.

En el caso particular de Doña Paula, esta bodega inició su cosecha en febrero, con el Sauvignon Blanc de Finca Los Cerezos, en Tupungato. “Este año el Sauvignon Blanc presenta excelente calidad, mucho carácter varietal y buen nivel de madurez de azúcares y aromas”, aseguró Edgardo Del Pópolo, Director de Viñedos y Enología de Doña Paula. También hay expectativas muy buenas de la cosecha de los tintos: “Años con envero rápido y consistente son un presagio de buena calidad”, señaló Edgardo, haciendo referencia al envero homogéneo.

 

Sangiovese: una variedad típica de la Península Itálica

Descubra las características de esta cepa que da vinos excepcionales en Italia.

Sangiovese es una de las grandes uvas tintas del mundo. Su traducción al español es “Sangre de Jupiter” y  “Sanguis Jovis” en latin. Reina en la Toscana donde produce caldos exquisitos, finos y longevos. Bodegas antiquísimas se encuentran en esta pintoresca región, con viñedos en pendiente y olivos que adornan una de las zonas vitivinícolas más lindas del mundo.

Chianti, Brunello Di Montalcino son algunas denominaciones de origen famosas por sus vinos a base de la uva Sangiovese.

Desde los vinos económicos hasta los de alta gama, siempre respetan una alta calidad enológica, donde la frescura siempre se hace presente. Se destacan por sus aromas a cerezas frescas, tierra y flores cuando son jóvenes. Al envejecer, muestran notas de buena evolución, con aromas a carne, café tostado y un encanto difícil de describir con palabras. En boca son siempre agradables gracias a su alta acidez natural. Son vinos para paladares exigentes.

Una bodega que lleva siete siglos elaborando vinos es Frescobaldi, y uno de sus mejores vinos es el Nipozzano Riserva 2007 de la denominación  de origen Chianti Rufina. De un costo beneficio imbatible, este gran vino nos entrega aromas complejos, brea, violetas, cerezas frescas, tierra, entre muchos otros. En boca es elegante y amable, también se expresa fresco por su alta acidez. Un vino muy amigable con diferentes platos, como pueden ser unas pastas rellenas con funghi porcini.

Otro vinazo, pero de otra denominación, es el Brunello Di Montalcino del gran productor Argiano. Su enólogo, Hans Vinding Diers, produce vinos con una pureza increíble, su Brunello Di Montalcino 2004 ofrece aromas complejos y elegantes, como los grandes vinos. En boca se muestra sedoso, fino y tiene todavía mucho para dar.

La uva Sangiovese en Italia da vinos muy especiales, difíciles de imitar en otros países del mundo. Es una variedad que produce vinos únicos e irrepetibles, por eso es  tan especial.

Vinos de verano

Una selección que siempre es bienvenida en los días cálidos.

Hay una uva que es idónea para disfrutar en los días de calor, la Malbec. Esta variedad permite elaborar vinos de cuerpo medio, ni muy suaves ni muy fuertes, ideales para consumo diario.
Vinos que se destacan por sus aromas frutales y especiados, con un excelente costo-beneficio.
Para acompañar carnes asadas son mágicos, la grasa del asado se funde con la fruta y los taninos. Carne y Malbec, dos referentes de Argentina en el mundo. Aquí cuatro etiquetas que vale la pena probar!
Zorzal Malbec 2009: presenta un color intenso, la nariz es compleja, con aromas a ciruelas maduras, especias y cedro. La entrada en boca es sedosa, los taninos suaves, con un final largo y amable. Uno de los mejores exponentes de la variedad, reina en este segmento de vinos.
Tapiz Clásico Malbec 2010: de un color rojo rubí con reflejos violáceos.  En nariz se presenta limpio, amable, con aromas frutales y de roble, bien integrado. En boca es equilibrado y de final largo. Otro gran valor en esta franja de precios.
Pulenta Estate Malbec 2009: sorprende por su constante calidad año tras año. De partidas siempre limitadas, es un vino elegante y fino, con una capacidad de guarda de muchos años, donde en botella evoluciona de maravillas. Ya es un clásico argentino.
Doña Paula Estate Malbec 2010: siempre obtiene buenos puntajes de los principales críticos del mundo. De alta calidad enológica, este vino mejora en cada nueva cosecha manteniendo siempre una calidad sublime y un costo-beneficio imbatible. Un must!

Un consejo para disfrutar a pleno:
El vino fresco a 16° y la carne jugosa!

Pinot Gris, una variedad alternativa entre los blancos

Vinos frescos para los días calurosos, esta es una de las claves para elegir una etiqueta en verano.

Para salir de las cepas tradicionales y más conocidas como Sauvignon Blanc o Chardonnay, en la senda de la diversidad,  nos sorprende la Pinot Gris, una variedad no tradicional que se exporta con éxito, sobre todo, a los Estados Unidos. En la actualidad, en la Argentina, ya empieza a verse en las cartas de los restaurantes y en algunas góndolas de vinotecas.
Pinot Gris es una variedad blanca de origen alsaciano (Francia), también llamada Tokay, que se distingue por su fragancia floral y ofrece vinos delicados con sabores cítricos, cremosos y especiados, y según la madurez de la uva y la técnica de vinificación, pueden ser ligeros o de gran cuerpo, dulces o secos. En Alemania, por ejemplo, se da la versión seca y se la conoce como Grauburgunder;  en el norte de Italia –se la conocen como Pinot Grigio–, en Suiza –allí la cepa se llama Malvoisie–, Hungría y Rumania.  En el Viejo Mundo, la bodega Frescobladi, elabora un Pinot Grigio excepcional, Attems, de sus viñedos situados en el Collio Goriziano.  En el Nuevo Mundo, se produce en Australia, Canadá, Nueva Zelanda y, por supuesto, en la Argentina. En cada región expresa la personalidad del terroir y ofrece características únicas que se aprecian en la copa.
El  nombre alude a  su baya de color azul grisáceo, aunque la uva pueda tener una apariencia con tonos rosas,  negros o incluso blancos.  En general, produce vinos de un color amarillo dorado al cobrizo, que pueden tener un ligero matiz rosado. Por su parte, el nombre de Pinot, que significa piña en francés, se debe a que la uva crece lentamente, en pequeños racimos, en forma de piña.
La uva Pinot Gris tiene una larga historia, su origen data de la Edad Media y se cree que era una de las favoritas del emperador Carlos V. Según investigadores de la Universidad de California en Davis, han determinado que la Pinot Gris tiene un perfil de ADN similar a la Pinot Noir y que la diferencia de color deriva de una mutación genética que ocurrió hace siglos. Las hojas y las cepas de ambas vides son tan similares que la diferencia de color es lo único que permite diferenciarlas.
¿Cuáles son las características del Pinot Gris? Es un blanco versátil, de aromas sutiles, que recuerda a manzanas verdes, cítricos y flores blancas, con buen balance entre acidez y azúcar que lo transforman en el ideal complemento de la gastronomía de verano. Un recomendado es el Pulenta Estate Pinot Gris 2011, de Bodega Pulenta Estate, que va de maravillas con un plato de rabas o  mariscos.
Si la opción es un vino fresco, delicado y diferente, sin dudas el Pinot Gris es una alternativa que vale la pena probar.

Jan 19, 2012 - Vinos, Vinos on line    No hay comentarios

La más innovadora carta de vinos

La tecnología se instaló en el mundo de Baco y parece que estas novedosas cartas de vinos cambiarán radicalmente la manera de elegir etiquetas en los restaurantes.

Existe una nueva aplicación digital, Entaste, especialmente desarrollada para tabletas iPad2 que está disponible en los restaurantes de primera línea y hoteles cinco estrellas del país.
¿Cuáles son los beneficios? Para el Sommelier es una herramienta muy dinámica y para los comensales es una experiencia única a la hora de elegir un vino. Cuando un comensal solicita la carta de vinos, en lugar de la convencional carta en papel, se entrega un dispositivo que funciona como una completa guía virtual. Se trata de Entaste, que  reúne una base de datos de miles de vinos de todo el mundo y  dispone de información ágil para el consumidor, quien podrá conocer casi el ADN del vino, con datos sobre la bodega, la región de producción, la ficha técnica, incluso se puede recorrer una lista por variedades, rango de precios, marcar algunas etiquetas y, luego,  seleccionar la favorita. La aplicación también permite ver fotos de las botellas y etiquetas.
Además, los usuarios podrán enviar toda la información que deseen a su cuenta de mail para recordar los vinos que más le gustaron. Sin dudas, para los amantes del vino es una herramienta que ayuda a tomar mejores decisiones y promueve el conocimiento dinámico de cada etiqueta.
Entaste está presente en conocidos  restaurantes porteños como La Bourgogne, Tomo 1, Oviedo, Cabaña Las Lilas, Aldo´s, Chez Nous de Mansión Algodón, Chila, Nectarine, Gran Bar Danzón, Sipan, Sucre, Sanbenito, 878  Bar, entre otros.

Vinos de Nueva Zelanda

 Bodega Saint Clair, una de las mejores viñas neozelandesas, presenta opciones frescas para el verano: Sauvignon Blanc y Chardonnay de su línea Vicar ´s Choice.

Entre los países del Nuevo Mundo, Nueva Zelanda se destaca como uno de los productores más relevantes en el último tiempo. La viticultura neozelandesa está asentada en amplios valles, con suelos fértiles y profundos. Dominan las cepas blancas sobre las tintas, especialmente, el Sauvignon Blanc, aunque el  Chardonnay y el Pinot Noir son variedades muy significativas. Tienen clima oceánico, frío y lluvioso y esto le otorga una personalidad distintiva a sus vinos.
En cuanto a sus regiones vitivinícolas, la isla del Sur, en especial Marlborough, ha logrado alto vuelo y está considerada “la capital mundial del Sauvignon Blanc”. En esta zona se encuentran los viñedos de Bodega Saint Clair. Allí predominan los días soleados y las noches frescas, incluso en verano, que imprimen una intensidad aromática y una acidez marcada a estos excepcionales Sauvignon Blanc.

La llegada del verano, favorece el consumo de vinos más frescos y fáciles de beber. Una opción ideal para cuando cae el sol es el Vicar’s Choice Sauvignon Blanc 2009, un vino fresco, muy aromático y amigable.  Delicioso con sabores de frutas frescas como fruta de la pasión, grosella y pomelo, con armónicas notas herbáceas típicas de la variedad. En boca es fresco, de viva acidez y con un agradable final herbáceo.
Y para los amantes del Chardonnay, el Vicar ´s Choice es un exponente delicado de esta variedad amable al paladar, conocida como la reina de la Borgoña francesa. Es equilibrado y fácil de tomar. Sobresalen los aromas del durazno blanco, damasco y especias. Su paso por el paladar es suave  y pleno de sabores refrescantes.
Se trata de vinos que conjugan una serie de factores, por un lado, la experiencia vitivinícola de Saint Clair y el talento de sus enólogos y, por otra parte, el clima y los suelos de Marlborough, que otorgan particular personalidad a los vinos. Esta joven bodega, que surgió en 1994, pertenece a la familia Saint Clair Estate y es una de las compañías de vino neozelandesas líderes en calidad.

Italia y sus grandes vinos: La Grola 2006 y Palazzo Della Torre 2007

Allegrini es una de las bodegas más antiguas y premiadas de la región del Véneto que ha logrado conquistar los paladares del mundo.  Dos etiquetas para sorprender.

Allegrini es uno de los mejores productores de vinos de la región del Veneto, en la Península Itálica.

Pasión, tradición y cuidado meticuloso son el lema de esta bodega familiar, ícono de la viticultura italiana.

Con muchísimos años de elaborar grandes caldos, los Allegrini supieron aggiornar las técnicas antiguas con el paladar moderno, logrando una gran aceptación de los consumidores.

La uva insignia de la región es la Corvina, y los vinos de Allegrini expresan al máximo las características de esta uva típica del Veneto.

Uno de sus vinos clásicos es el “Palazzo Della Torre“. Este es elaborado con el método “Ripasso” que consiste en dejar secar parte de las uvas, logrando una segunda fermentación del vino. Así se logra un vino estructurado, suave y redondo,  con un típico perfume a frutas rojas y un final largo y elegante

Las uvas que usan para el Palazzo Della Torre son Corvina Veronese, Rondinella y Sangiovese, provenientes de viñedos propios.

Otro gran vino que produce esta mítica bodega es “La Grola“. De gran cuerpo, intenso y elegante. El color es rojo profundo, tiene un gran bouquet de frutas rojas, enebro, especias y tabaco. En boca es súper amable y tiene una personalidad única, con un final que nos invita a otro trago. Las uvas que componen el vino son Corvina Veronese, Rondinella, Syrah y Sangiovese y salen siempre del mismo viñedo.

Ambos vinos pueden guardarse 10 años y tienen un costo beneficio sin parangón.

Un gran placer que vale la pena probar!

Dec 27, 2011 - Vinos    No hay comentarios

El mundo de las copas

La copa es un elemento fundamental para el máximo goce del vino. Cada tipo de vino tiene una ideal. Hay miles de formas y tamaños, esto hace a cada copa única. Aquí algunos consejos para la correcta elección.

-El vino es el protagonista, por lo tanto debemos descartar copas de color o talladas. Simplemente que sean transparentes.

-El vidrio debe ser lo más delgado posible. El vidrio grueso opaca los aromas y sabores.

-El pie debe tener suficiente longitud como para que nuestras manos no toquen el borde de la copa, así evitamos cambiar la temperatura del vino.

-Hay muchísimas formas de copas. Lo importante es que estas tengan una buena base para que pueda entrar el líquido suficiente. Además, el borde debe ser cerrado para contener los aromas.

-Para lavarlas, simplemente  usar  agua muy caliente. Si están muy sucias se puede usar una gotita de detergente. Para secarlas, se ponen boca abajo y luego que escurren, usamos el famoso “cristal”, para terminar de secarlas y dejarlas relucientes.

-Para almacenarlas es aconsejable un armario ventilado, ya que las copas toman fácilmente el olor a encierro, madera o humedad.

-Las copas son frágiles, hay que cuidarlas, pero no nos lamentemos si se nos rompen, porque pasa seguido. Se encuentran en la mayoría de las vinotecas y, por suerte, son accesibles.

El universo del vino es un mundo fascinante, lleno de secretos.  Se puede hacer una cata de un solo vino en cinco copas de forma diferente y mágicamente, parecerá que estamos catando cinco vinos distintos.

Con la práctica y el paso del tiempo encontraremos nuestra copa favorita. Pero también está el gusto personal! Y, en materia de gustos, las opciones son infinitas… Por ejemplo, un chef súper reconocido y bon vivant toma vino en vaso de agua, en contra de toda etiqueta y sommelier.

En mi experiencia, prefiero tomar Champagne en copa de vino tinto, ya que me parece que se expresan mejor los aromas. En fin, como digo siempre, prueba y error.

Ezequiel Schneer, Sommelier.

Pages:«123456»