Vinos blancos diferentes: Viognier, Pinot Gris y Torrontés

Se viene la primavera y es época de blancos: si te aburrieron los Chardonnay o Sauvignon Blanc, no te pierdas estas opciones de vinos frescos.

 Hay una gran variedad de estilos de vinos que se pueden elaborar a partir de estas dos uvas, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Con solo pensar, aparecen ejemplares monumentales tanto en el Viejo como en el Nuevo Mundo. Pero también existen otras variedades blancas que nos dan vinos soberbios, y por supuesto, diferentes.

La Viognier fue rescatada del olvido hace unos años. Originaria del Valle del Rodano, donde subsistían unas pocas hectáreas en la pequeña DOC Condrieu, esta variedad empezó a ser plantada en al mundo. Se adapta muy bien a climas cálidos, en  Mendoza por ejemplo. Viña Doña Paula produce uno excepcional: el “Naked Pulp”. Los viñedos fueron plantados a más de 1000 msnm, donde los días son cálidos pero las noches son frescas. Este vino tiene aromas a damascos, flores y especias y reposa durante diez meses en roble nuevo francés, lo que le aporta una gran amplitud en boca. Es elegante y de final refrescante gracias a su natural acidez.

Otra variedad que me cautiva es la Pinot Gris. Esta uva originaria de Borgoña se da muy bien en Alsacia, donde se cultiva hace cientos de años. En Mendoza hay muy pocas hectáreas cultivadas de esta variedad y la bodega Pulenta Estate elabora un Pinot Gris de una calidad asombrosa. De aromas florales y cítricos y con una acidez vibrante en boca es un vino ideal para servir como aperitivo o acompañar frutos de mar.

Y cómo no vamos a hablar de nuestra uva insignia, la Torrontés. Esta variedad solo se cultiva en la Argentina por lo que es única en el mundo. Hoy salimos de Cafayate, donde es reina y nos vamos a la provincia de La Rioja que también da vinos sublimes. El Zolo Torrontés de Bodega Tapiz es un vino puro, sin paso por roble, donde los aromas a jazmines y duraznos se mezclan con notas cítricas de limas. En boca es suave y refrescante. De cuerpo medio. Un vino para acompañar comidas regionales, como un locro con salsa picante. Combina a la perfección.

Estas son algunas opciones para seguir perfeccionando nuestro paladar!

Ezequiel Schneer, Sommelier.

Vinos de Italia

Un recorrido por las principales regiones vitivinícolas de la Península Itálica.

Cada rincón de Italia produce caldos excepcionales. No nos alcanzaría una vida para probar semejante variedad de vinos. Junto a Francia, la Península Itálica es la mayor productora de vinos del mundo. Esta gran la “tierra del vino”, tiene una gran riqueza de uvas autóctonas, que deleitan a los paladares más exigentes del mundo.

En el noroeste del país se encuentra la región del Veneto, donde la uva Corvina reina. Allí, la bodega Allegrini atesora muchísimos años de experiencia elaborando vinos con la técnica del Appassimento; que consiste en recolectar las uvas en su mejor momento de madurez, para luego llevarlas a un granero donde reposan sobre una esterilla. Así la uva va perdiendo el agua y concentrando los azucares, dando vinos más intensos y frutados. El “Palazzo Della Torre 2007″ es un gran ejemplo de la Indicazione Geografica Tipica Veronese. “La Grola 2006″ es otro gran vino elaborado por esta bodega.

El centro de Italia nos trae a la Denominazione Di Origine Controllata E Garantita Chianti Rùfina, quizás la más famosa región vinícola de Italia en el mundo. La deliciosa uva Sangiovese es mayoría en la región y  da vinos con una personalidad única. El “Nipozzano 2007″ de la bodega Frescobaldi es un clásico de la región que acompaña muy bien las pastas con salsa de Funghi Porcini.

Y también, dentro de la Toscana, la bodega Tenuta Dell` Ornellaia elabora vinos de primera línea, como el “Le Serre Nuove 2008″. Las vides jóvenes van a esta etiqueta, que tiene toda la personalidad de su hermano mayor, el famoso “Ornellaia”.

El clima de Italia de carácter mediterráneo, presenta notables variaciones regionales, lo que nos ofrece vinos distintos, puros y deliciosos.

Bourgogne: el terroir del Chardonnay y del Pinot Noir

¿Por qué una de las uvas blancas más cultivadas del mundo es la Chardonnay? ¿Por qué es tan difícil de cultivar la Pinot Noir ? Son preguntas que tienen una sola respuesta: la calidad extraordinaria de los vinos de la Borgoña francesa.
Esta región histórica que se encuentra al este de Francia cuenta con pequeños pueblos de encanto donde famosos viñedos dan vida a los mejores vinos del planeta.
De norte a sur, la región produce caldos blancos y tintos de diferentes características para todos los gustos. También cuenta con una gastronomía magistral, una cocina regional que abarca variados paladares. La especialidad son los “Escargots”, los famosos caracoles que se pasean por los viñedos. Generalmente los preparan con una salsa verde de manteca, ajo y perejil. Son deliciosos y tienen un retrogusto terroso que maridan perfecto tanto con el blanco como con el tinto.

Al norte se encuentra la AOC Chablis. Esta región es emblemática por su producción de vinos blancos frescos, minerales y frutales, donde la uva Chardonnay transmite el carácter mineral del terruño. Son súper puros y el maridaje tradicional es con ostras, una fiesta del paladar.
En la Côte de Nuits, al sur de Chablis, se encuentra una franja de viñedos, quizás los más famosos del planeta, los llamados “Grand Cru”.
Algunas de estas pequeñas parcelas, incluso hay de una sola hectárea, da origen a los vinos más caros del mundo. La uva, por supuesto, es la Pinot Noir y resuenan nombres como Romanée Conti, Clos Vougeot o Vosne Romanee, de productores muy prestigiosos, son vinos carísimos, para unos pocos privilegiados. Cada uno de estos viñedos es único y por lo tanto nos entregan caldos totalmente diferentes, aunque puedan estar solo a pocos metros de distancia. Son elegantes, finos, con aromas terrosos y minerales. En boca dejan un recuerdo sedoso y largo.
La Côte de Beaune, al sur de la Côte de Nuits, se especializa en vinos blancos, de la cepa Chardonnay. Aquí se usa más barrica en comparación con Chablis. Por lo tanto, se obtienen vinos con más cuerpo, ya que el roble aporta taninos y aromas nuevos. Las apelaciones famosas son Corton-Charlemagne, Mersault, Puligny-Montrachet, entre otras. Los buenos productores logran resultados excepcionales, vinos puros, súper complejos y sedosos. Y son tan caros como los tintos del norte!
En el sur de la Borgoña nos encontramos con Beaujolais. Aquí la uva protagonista es tinta, se llama Gamay y da como resultado vinos frutales y frescos, ideales para beber en el año de su elaboración. Hay ejemplares de guarda también y son fantásticos.
Personalmente soy un fanático de los vinos de esta hermosa región. Tuve la oportunidad de estar allí visitando a productores y disfrutando de su amplia oferta gastronómica. Volvería mil veces más!
Ezequiel Schneer, Sommelier

Mitos del vino

Muchas son las leyendas que rodean a esta mágica bebida, ya que nos acompaña desde nuestros inicios como sociedad.

Uno de los mitos más difundidos es que mientras más viejo es el vino, mejor es. Nada más alejado que esto. Por supuesto que hay botellas que mejoran con el tiempo bajo óptimas condiciones de guarda. Pero la mayor parte del vino es elaborado para beberse joven. Lo único que ganarían estos con la guarda es ir perdiendo la fruta hasta convertirse en vinagre.

Otro gran mito es que mientras más caro el vino, mejor es. Los grandes caldos del mundo, como los Grand Cru de Bordeaux o Borgoña de buenas añadas, son caros y excelsos. Pero no pasa lo mismo quizá con vinos demasiado caros, que no alcanzan un buen costo-beneficio. Lo interesante es encontrar vinos de buena calidad a un precio accesible. Esto es lo que nos da satisfacción.

Las mujeres y el vino

Vino dulce para mujeres. Falso. Hay excelentes vinos dulces, con muy buen balance dulzor-acidez que nos llenan de placer tanto a hombres como a mujeres.

Hablando de mujeres, hay muchas fábulas que hay que empezar a desterrar. Para empezar, la Escuela Argentina de Sommeliers hace 10 años que está comandada por mujeres. Para pensar no?  El concurso Mejor Sommelier de Argentina se presentó 4 veces, y el primer puesto siempre fue para una mujer.

Y, en con este mismo tono, enfocado en cuestiones de género, circulan, sin fundamento alguno, en el imaginario popular otros mitos en torno a las mujeres, como que los vinos blancos y rosados son para ellas. La realidad demuestra otra cosa, cuando una mujer elije un vino lo hace de acuerdo a la información que posee y según sus preferencias. Las más conocedoras tienen un espectro más amplio y sofisticado y se animan a probar vinos más complejos y, las menos entrenadas, prefieren los blancos o espumantes, vinos más jóvenes en general.

Otro mito postula que el vino es elaborado por hombres. Sin embargo, cada vez es mayor la presencia femenina y es notable el grado de profesionalidad de las enólogas mujeres en la industria vitivinícola. En la Argentina encontramos una cantidad de enólogas que elaboran vinos de gran concentración y complejidad, que sorprenden a los consumidores.

Y aún hay quienes afirman que las mujeres no deciden la compra, muy equivocados están…

Si antes la mujer cocinaba y el hombre compraba el vino, hoy esto dejó de ser así: el hombre cocina y ella está buscando vinos en la góndola. Ahora la mujer elige el vino, lo compra y le encanta!

Para finalizar, les cuento que en las cenas-catas que hacemos con mis amigos amantes del vino, cuando vienen nuestras mujeres, beben la misma cantidad o incluso más que nosotros!!.

Enoturismo: Club Tapiz, un hotel muy especial

 Buenos vinos, gastronomía, spa y alojamiento de lujo es la nueva tendencia en viajes. El turismo del vino es una de las propuestas más interesantes para compartir en pareja, ya que todo se resume en una palabra: placeres.

 Mendoza es la  provincia pionera en el enoturismo del país y una de las ocho capitales del vino en el mundo. Aterrizar en tierra mendocina es respirar los aromas del Malbec, la cepa emblemática argentina, que logra aquí su mejor expresión. Muy cerca de la ciudad de Mendoza, hacia el este y hacia el sur, se concentra la mayor cantidad de bodegas de los estilos más diversos. Pero hay más, los hoteles cinco estrellas son un verdadero oasis para degustar buenos vinos y hacer un alto en el camino.

Una opción recomendable para visitar es Club Tapiz, un hotel boutique con spa y un espacio de comidas regionales,Terruño restó, con una cava excepcional. Está ubicado en una residencia construida en 1890, rodeada por 10 hectáreas de viñedos, en Maipú, Mendoza. Entre sus servicios de primer nivel, se destacan un spa con sauna, ducha escocesa, jacuzzi y salas de masajes con distintas terapias, sala de estar, galería, piscina, room service, Wi-fi, entre otros, que completan la estadía en un entorno paradisíaco.

Club Tapiz espera a sus huéspedes para ofrecerles una auténtica experiencia asociada al buen vino y los invita a participar en las actividades del viñedo, la cata y las clases de cocina.

Datos: Club Tapiz y Terruño Restó: Pedro Molina s/nº.  Rusell, Maipú

www.tapiz.com.ar

Nuevo e-commerce más dinámico en Grand Cru

Renovamos nuestro website para facilitar la navegación y mejorar experiencia de compra de los usuarios.

Para quienes deseen comprar un vino sin moverse de casa, la tarea es sencilla, elegí tu vino preferido en www.grandcru.com.ar y la plataforma interactiva te irá guiando, con información clara y accesible, para que en un par de clicks lo puedas resolver! Etiquetas de Francia, España, Italia, Nueva Zelanda, Australia, Chile y Uruguay están disponibles en nuestra tienda on line. El servicio brinda cobertura nacional con entregas rápidas en Capital Federal, Gran Buenos Aires y los más diversos destinos de la Argentina.

Grand Cru desarrolla estas nuevas aplicaciones de comercio electrónico para acercarles los grandes vinos del mundo y las bodegas referentes de la Argentina, con un sistema de compra seguro que garantiza las óptimas condiciones de cada producto.

También, se puede elegir por la opción “Para regalo” y sorprender enviando vinos en un exclusivo pack de Grand Cru, acompañado con una tarjeta personalizada, sin costo adicional.

Nuevo Malbec de Valle de Uco: Cayú 2007

Son seis amigos y  sus apellidos están muy ligados al mundo del vino. El proyecto, denominado LTU Wines, está liderado por Julio Lasmartres, Mario y Ricardo Toso, de Argentina, y Tomás Larraín, Alfonso y Cristóbal Undurraga, de Chile; todos ellos, unidos por una misma pasión y un legado familiar compartido.

La bodega cuenta  con dos etiquetas en el mercado, pero lo llamativo es que es que solo elaboran una sola por año. ¿Por qué ? La respuesta es simple: tienen un Single Vineyard de Malbec en La Consulta, en el corazón del Valle de Uco medocino. Cuando la añada es excelente el vino sale al mercado con la etiqueta “LTU” y, en años promedio, se elabora el “Cayu”.

LTU wines (LTU simplemente son las iniciales de los apellidos de los socios) tiene como premisa elaborar vinos de “Terroir”, y realmente lo logran. Los vinos se expresan puros, fieles a su terruño, así lo comprobamos en cada copa.

El Cayú 2007  es un Malbec de aromas finos, donde el cedro se mezcla con la típica ciruela madura y  las notas florales. En boca la entrada es elegante, su paso por boca amable, de taninos maduros y final medio. Un vino con clase.

Por su parte, el LTU tiene las mismas características pero mucho más acentuadas, con taninos más marcados que nos permiten una guarda prolongada. Un gran vino que con los años de buena guarda se pondrá a punto. Esta etiqueta estará disponible a partir de septiembre próximo.

Este serio proyecto nos demuestra una vez más todo el potencial del suelo mendocino para elaborar caldos de excepción. Uno de los sueños de LTU es elaborar el vino perfecto, pero a pesar de su pedigree solo están convencidos de una cosa: “que todavía tienen mucho para aprender”.  Y, en este camino se van perfeccionado añada a añada.

 

 

Guarda de vinos

El vino es el resultado del jugo de uvas fermentado. En general, el mayor porcentaje de los vinos del mundo está listo para beber unos meses después de elaborado. Pero un reducido grupo de caldos, con características especiales, como: lugar de origen de las uvas, clima, suelo y la mano del hombre, tiene que descansar en la botella un determinado tiempo para entregarnos toda su riqueza.

Siempre, en buenas condiciones de guarda, respetando la temperatura y humedad ideal, los vinos evolucionan con paz y tranquilidad, suavizando sus taninos y alcanzando el tan preciado bouquet aromático producto de la crianza.

En Francia, los Grand Cru de Burdeos, en las grandes añadas, pueden mejorar en botella durante 15 años o incluso más en el caso de los mejores Chateaux. Hay grandes botellas de Cheval Blanc 1947 que todavía están impecables, Petrus 1982 es otro ejemplo.

En Sauternes, sur de Bordeaux, se encuentra uno de los vinos más longevos del mundo, el Chateau D’Yquem. A veces llamado oro líquido, ya que se puede guardar más de 100 años gracias a sus elevados índices de azúcar y acidez que actúan como conservantes naturales.

También hay grandes vinos de guarda en Borgoña, Ródano y en la región de la Champaña. Por su parte, Italia tiene los Barolos y Barbarescos en el Piamonte, y en la Toscana los clásicos Brunellos di Montalcino.

Muchos coleccionistas compran este tipo de vinos de guarda para beberlos en su mejor momento y muchos otros los adquieren como inversión, ya que estos vinos van subiendo sus precios a medida que pasa el tiempo. Algo que recomiendo es comprar muchas cajas del mismo vino y abrir uno cada 6 meses para ver cómo va evolucionando a través del tiempo. Es sorprendente como puede cambiar un vino en el transcurso de un año. Además hay que tener en cuenta que no hay grandes vinos, sino grandes botellas!!

 Ezequiel Schneer, Sommelier

Bodega Zorzal en Grand Cru

“Tan dramática y temperamental como una espina, tan romántica y estremecedora como una rosa, es esta misteriosa dualidad la que envuelve la personalidad argentina”.

Con esta reveladora frase nos recibe la bodega Zorzal en su página Web. La bodega está situada en el Valle de Uco, Tupungato, en el distrito de Gualtallary, a 1350 msnm. Esta región tiene una personalidad única. El suelo es rocoso y pobre en materia orgánica que favorece al cultivo de la vid. El valle es muy frío en invierno y los veranos son muy cálidos. Las lluvias no superan los 200 mm por año, por lo tanto los viñedos cuentan con irrigación artificial. Gualtallary es, sin dudas, la nueva gran región mendocina tanto por su ubicación privilegiada como por su terroir especial y diferente.

 La flamante bodega cuenta con toda la tecnología de última generación y está ubicada a 1350 msnm, lo que la convierte probablemente en la bodega más alta de Mendoza.

El enólogo consultor es Matías Michelini, quien tiene una gran trayectoria como hacedor de vinos, tanto en reconocidas bodegas de Mendoza como también de Francia. El enólogo residente es su hermano menor, Juan Pablo Michelini, de tan solo 28 años. Conocer a Juan Pablo personalmente me bastó para darme cuenta de su pasión por los vinos que elabora. Al degustar los vinos de Zorzal se nota la alta calidad y personalidad de sus vinos. Siempre frescos y complejos, en toda su línea, tanto la clásica como la reserva. La línea Top se llama Climax y cuenta con un Malbec y un Blend, son vinos serios y con un gran potencial de guarda, que ya fueron galardonados en importantes concursos vitivinícolas, como el Wine Argentine Awards, con un Trophy por el mejor Malbec por sobre u$$ 50.

 Un dato especial para darse cuenta de la pasión de estos jóvenes emprendedores, es que en la bodega hay música permanente, aunque no haya personas, la música suena para que los vinos adquieran una sensibilidad extra, quizá como Juan Pablo que además de ser enólogo, también es un apasionado por la guitarra y sus sonidos.

Todos los amantes del vino, estamos más que contentos con estos nuevos vinos!!

Ezequiel Schneer, Sommelier

Vinos de la Patagonia

La Patagonia argentina es una de las regiones más bellas del país. Tiene paisajes imponentes de montañas y lagos, donde el turista puede encontrar un lugar de ensueño para el descanso y el relax. Trekking, sky, pesca deportiva, buena gastronomía y, por supuesto, vinos de calidad. El clima de la región es idóneo para el cultivo de la vid. Los inviernos son fríos y húmedos, pero en verano hace mucho calor.

Fuertes vientos sacuden los viñedos, esto es benéfico para un cultivo sano y sin enfermedades, reduciendo al mínimo el uso de pesticidas. También hay una gran amplitud térmica entre el día y la noche, fenómeno que promueve una alta acidez en las uvas.

Uva Pinot Noir.

Todas estas características son ideales para las uvas Pinot Noir y Merlot. En el Alto Valle del Río Negro se pueden encontrar plantas de Pinot del año 1932. Estas parras viejas dan caldos muy concentrados y aromáticos, que muestran el verdadero carácter de la variedad. Aromas florales complejos entremezclados con hierbas y frutos rojos frescos son notas típicas de esta emblemática uva. La bodega Chacra hace unos vinos de maravillas con la Pinot, que ya son clásicos no solo del país sino del mundo.

Leer más »

Pages:«123456»