Su búsqueda "Enoturismo"

El mejor vino para cada ocasión

 Muchísimas veces nos encontramos en la situación de elegir y comprar vinos. Sea para llevar a una cena con amigos, como regalo de cumpleaños a un entendido en el tema o para una velada romántica, siempre es complicada la elección.

Hay una gran variedad de etiquetas que nos marean y eso que, en la mayor parte de los lugares de venta sólo hay vinos argentinos. Imaginen si hubiera caldos de todo el mundo, la historia sería aún más compleja.

  ¿Cómo elegir la mejor botella posible para cada ocasión?. Un buen consejo es probar una etiqueta y confiar en nuestro paladar. Siempre hay que tener en cuenta la añada, puesto que todas las cosechas son diferentes y, por lo tanto, es imposible hacer el mismo vino año tras año. No es lo mismo un Cabernet Sauvignon 2005 que otro 2009 de la misma etiqueta, además de su propia evolución en botella.

También tenemos que tener nuestro caballito de batalla. Un vino honesto, de buena relación costo-beneficio, sin gusto artificial, es bienvenido a una reunión con amigos, donde el vino no es el protagonista absoluto, pero debe tener tipicidad y personalidad (cosa que parece fácil de lograr y no lo es tanto). Clave: salir del tinto e innovar con blanco, ¡se pueden llevar gratas sorpresas!

Otro buen consejo es consultar con el vendedor de su vinoteca amiga. Pero ¡cuidado!. He conocido a vendedores de zapatos que trabajaban en vinotecas que no sabían que Malbec era una uva y que recomendaban sueltamente vinos en su segundo día de trabajo. Sin embargo, la mayoría de los vendedores saben mucho y nos van a recomendar de corazón lo mejor según la situación que les planteemos.

Ahora, si tenemos que hacer un regalo a un entendido en el tema, deberíamos consultar a un sommelier o a alguien que sepamos que tiene al vino como pasión. Debemos describirle los gustos del agasajado. Recibiremos el mejor consejo de acuerdo con el dinero que estemos dispuestos a gastar (no siempre se gasta un dineral) y quedaremos muy bien con nuestro presente.

Y para la velada romántica, a romper el chanchito. Champagne, si es, de Francia, no falla.

 Ezequiel Schneer, Sommelier.

Enoturismo: Club Tapiz, un hotel muy especial

 Buenos vinos, gastronomía, spa y alojamiento de lujo es la nueva tendencia en viajes. El turismo del vino es una de las propuestas más interesantes para compartir en pareja, ya que todo se resume en una palabra: placeres.

 Mendoza es la  provincia pionera en el enoturismo del país y una de las ocho capitales del vino en el mundo. Aterrizar en tierra mendocina es respirar los aromas del Malbec, la cepa emblemática argentina, que logra aquí su mejor expresión. Muy cerca de la ciudad de Mendoza, hacia el este y hacia el sur, se concentra la mayor cantidad de bodegas de los estilos más diversos. Pero hay más, los hoteles cinco estrellas son un verdadero oasis para degustar buenos vinos y hacer un alto en el camino.

Una opción recomendable para visitar es Club Tapiz, un hotel boutique con spa y un espacio de comidas regionales,Terruño restó, con una cava excepcional. Está ubicado en una residencia construida en 1890, rodeada por 10 hectáreas de viñedos, en Maipú, Mendoza. Entre sus servicios de primer nivel, se destacan un spa con sauna, ducha escocesa, jacuzzi y salas de masajes con distintas terapias, sala de estar, galería, piscina, room service, Wi-fi, entre otros, que completan la estadía en un entorno paradisíaco.

Club Tapiz espera a sus huéspedes para ofrecerles una auténtica experiencia asociada al buen vino y los invita a participar en las actividades del viñedo, la cata y las clases de cocina.

Datos: Club Tapiz y Terruño Restó: Pedro Molina s/nº.  Rusell, Maipú

www.tapiz.com.ar