Su búsqueda "Guarda de vinos"

Vinos ícono de la Argentina

¿Qué es un vino ícono? Son los vinos estrella, las vedettes de cada bodega. Detrás de cada etiqueta hay un cuidadoso trabajo y un estilo perfectamente logrado por cada enólogo. En ellos se  plasma toda la dedicación y pasión de las bodegas. Se conocen como “perlitas” y son los elegidos para descorchar en momentos únicos.

Hay muchas razones para elegirlos: porque  transforman las ocasiones en especiales, son bienvenidos en todas las celebraciones, son vinos para coleccionar, uno queda como un duque si los regala y conocerlos es toda una experiencia. A tomar nota de esta guía de vinos emblemáticos para elegir la propuesta que más te gusta.

 

Doña Paula Selección de Bodega Malbec 2008

Este Malbec ultra primum de Doña Paula es un assemblage de la variedad de los mejores viñedos de la bodega, situados en Ugarteche, Altamira y Gualtallary, en Mendoza. Representa la máxima expresión del Malbec argentino  y se elabora en cosechas excepcionales y  en ediciones limitadas.  A la vista, impacta por su color violeta profundo. En nariz seducen sus aromas a frutos del bosque, notas de grafito, cereza negra y especias.  Estructura, concentración y elegancia son las tres principales características de este vino en el paladar.

Climax Blend 2009

En Gulatallary, Valle de Uco, nace este exponente único de Zorzal Wines, elaborado por los hermanos Michelini. Toda la pasión, frescura e inigualable combinación de  tierra, clima y experiencia se reúnen en este interesante corte de Malbec, Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon. Es súper complejo,  en nariz se siente fresco por sus notas mentoladas, además se perciben pimientos y ciruela. En boca es fresco, de taninos filosos y texturados, con un largo final.

Black Tears 2008

Un gran Top Wine de Bodega Tapiz. Intenso, seductor y de sabor memorable. En nariz se aprecian sus aromas delicados a higos y frutos rojos secos, con destellos florales y mentolados. En boca tiene una entrada de taninos dulces de buena intensidad y notas licorosas con un largo y cremoso final. Su crianza de 24 meses en barricas de roble francés anuncia un gran potencial de guarda. Un ejemplar con una personalidad admirable.

Gran Corte 2009

Es la línea de alta gama de la bodega Pulenta Estate. Tiene una gran concentración, es elegante, complejo  y de noble final. Una joyita para beber ahora o esperarlo, tiene enorme potencial de guarda y en su estructura anticipa una evolución increíble. Fue uno de los grandes elogiados en el Concurso Consumer ´s Choice de Jumbo 2012. Es sofisticado y delicadísimo.

Semana Francesa

Para conmemorar la revolución francesa qué mejor que beber vinos tintos y blancos de diferentes denominaciones de origen de Francia, pero siempre con esa elegancia que los caracteriza.

 Esta maravillosa región tiene sin lugar a dudas los mejores y más variados vinos del planeta. Estos son complejos, finos y con una marcada personalidad, donde hay siempre una buena opción para cada situación. Desde el cálido sur hasta el clima extremadamente frío del norte, la cultura francesa no solo se destaca por la enología, sino que también probablemente los franceses tengan la mejor y más rica gastronomía mundial.

Empezando por Chablis, se destaca el productor William Fèvre con su Premier Cru Fourchaume 2007.Este Primer cultivo es uno de los más grandes de la apelación y del cual salen los mejores exponentes de Chablis. De nariz súper mineral y cítrica, en boca se muestra ágil, con una gran acidez y  un final fresco y chispeante. Ideal para acompañarlo con ostras, su maridaje típico y exquisito. Un delicioso vino que se puede beber ahora o que permite, a su vez, una larga guarda en botella, en donde madurará de maravillas.

Otro gran vino, pero tinto, es el Bahans Haut Brion 2006, segundo vino del histórico Château Haut Brion. Un dato de color es que a partir del año 2008 cambia el nombre de esta segunda etiqueta a “Le Clarence de Haut Brion”. De una producción limitadísima, solo 5000 cajas por año, el Bahans tiene las características de su hermano mayor, pero en vez de esperar 10 años para beberlo, este ejemplar está listo a los cinco años para su consumo óptimo. Clásico Bordeaux, se recomienda decantar para liberar todo su potencial aromático. Complejo, seductor y austero este vino quedará en su memoria por muchos años y beberlo es estar un poquito más cerca del Haut Brion, uno de los mejores vinos del mundo, por lejos. Y para acompañarlo nada mejor que un agneau (cordero) bordolés cocinado en su propio jugo.

Santé!

Por Ezequiel Schneer, Sommelier

 

Un accesorio clave del vino: el decanter

¿Decantar o no decantar? Aquí las claves para saber cuándo decantar un vino.

¿Cuántas veces nos preguntamos si hay que decantar un vino? Este es uno de los puntos más intrigantes porque cada profesional tiene su estilo. No hay ninguna verdad al 100 por ciento y esto suma a la magia del fascinante mundo del vino.

 

-“El vino se decanta cuando presenta sedimentos”.

En esto sí estamos todos de acuerdo. Imaginen una copa de vino turbia, con partículas flotando en la superficie. No solo altera la visual, sino también alterará nuestros sentidos, sobre todo, el paladar. Si hay sedimentos: Decantar!.

 

-“El vino se deja una hora en el decanter”

Acá ya entramos a un terreno más complejo. Muchos vinos añejos y delicados pueden perder sus más preciados aromas en esa hora. Hay que tener en cuenta la sutileza de cada caldo. Sí hay algunas botellas que mejoran con horas de decanter, ciertos Barolos o Chateauneuf du Pape. Cuestión de ensayo-error.

 

-“Yo no decanto, con una buena copa es suficiente”

Ojalá fuese tan sencillo. Es verdad que es más cómodo, una buena copa ayuda a la oxigenación del vino, ahorrándonos tiempo y trabajo. Pero, a veces, ciertos vinos necesitan ser decantados para expresarse al 100 por ciento.

 

-“Los vinos jóvenes hay que trasvasarlos”

En este tema también están de acuerdo la mayoría de los sommeliers y amantes del vino.  Los vinos jóvenes necesitan oxigeno para liberar todas sus partículas aromáticas y calmar su natural nerviosismo. En este caso no habrá sedimentos, por eso se llama “trasvasar”.

 

-“Los blancos no se decantan”

Si. Los blancos también se decantan. A veces pueden presentar cristales naturales o incluso una mínima borra. Además, los grandes vinos blancos franceses, se mostrarán en su máximo esplendor en un lindo decanter, donde el color y los aromas complejos nos alegrarán la vida.

 

En resumen, este no es un tema simple. Lo ideal es experimentar con diferentes caldos, e ir sacando nuestras propias conclusiones. En lo personal, si tengo tiempo, decanto!.

Ezequiel Schneer, Sommerlier.

Para saber de vinos

¿Cómo y dónde catar los mejores vinos? Sugerencias para degustar vinos nacionales e importados.

Si hay algo en que todos los profesionales del mundo del vino están de acuerdo es que para llegar a ser un experto en la materia, hay que probar la mayor cantidad de vinos posibles. Y no solo de la Argentina, también de todo el mundo. El sentido del gusto hay que ejercitarlo diariamente, como un músculo.

Una buena opción para conocer nuevos caldos es asistir asiduamente a las distintas ferias de vinos que se llevan a cabo en el país. Una de las más destacadas es Vinos de Lujo, que todos los años se lleva a cabo en el hotel Alvear. En esta feria cada bodega presenta sus mejores exponentes y, afortunadamente, se descorchan todos los vinos, hasta los más caros. Otra ventaja es que todos los stands de las diferentes bodegas son atendidos por los mejores Sommeliers de la Argentina, como así también enólogos, ingenieros agrónomos y hasta los propios dueños. De esta manera, podemos hacer preguntas técnicas sobre cómo fue la vendimia, cuántos meses de paso por roble tuvo el vino, etc. El ambiente es súper agradable y distendido. Eso sí, recomiendo ir temprano, para catar con más tranquilidad y, por supuesto, escupir absolutamente todo.

¿Y para catar vinos importados?

Aquí el tema es más complejo, ya que es realmente difícil encontrar vinos de otros países. Por suerte hay unas pocas vinotecas que se especializan en este rubro. Lo fundamental es entender lo que cada región nos puede llegar a dar, tanto en aromas como en sabores. Y también entender la filosofía de cada productor.

Un buen plan para degustar caldos importados es reunirse con amigos amantes de Baco y comprar 4 o 5 botellas de vino del mismo país entre todos. Por ejemplo: se puede empezar por Chile o Uruguay, luego pasar por España, Italia y Francia. Una vez que estemos más instruidos, podemos hacer degustaciones de diferentes productores de una misma denominación de origen, por ejemplo Bordeaux. Si nos gusta la cocina y tenemos tiempo, podemos elaborar un menú regional especial, según el país que elijamos. Este es un mundo fascinante, divertido e interminable, por eso es mágico.

El mejor vino para cada ocasión

 Muchísimas veces nos encontramos en la situación de elegir y comprar vinos. Sea para llevar a una cena con amigos, como regalo de cumpleaños a un entendido en el tema o para una velada romántica, siempre es complicada la elección.

Hay una gran variedad de etiquetas que nos marean y eso que, en la mayor parte de los lugares de venta sólo hay vinos argentinos. Imaginen si hubiera caldos de todo el mundo, la historia sería aún más compleja.

  ¿Cómo elegir la mejor botella posible para cada ocasión?. Un buen consejo es probar una etiqueta y confiar en nuestro paladar. Siempre hay que tener en cuenta la añada, puesto que todas las cosechas son diferentes y, por lo tanto, es imposible hacer el mismo vino año tras año. No es lo mismo un Cabernet Sauvignon 2005 que otro 2009 de la misma etiqueta, además de su propia evolución en botella.

También tenemos que tener nuestro caballito de batalla. Un vino honesto, de buena relación costo-beneficio, sin gusto artificial, es bienvenido a una reunión con amigos, donde el vino no es el protagonista absoluto, pero debe tener tipicidad y personalidad (cosa que parece fácil de lograr y no lo es tanto). Clave: salir del tinto e innovar con blanco, ¡se pueden llevar gratas sorpresas!

Otro buen consejo es consultar con el vendedor de su vinoteca amiga. Pero ¡cuidado!. He conocido a vendedores de zapatos que trabajaban en vinotecas que no sabían que Malbec era una uva y que recomendaban sueltamente vinos en su segundo día de trabajo. Sin embargo, la mayoría de los vendedores saben mucho y nos van a recomendar de corazón lo mejor según la situación que les planteemos.

Ahora, si tenemos que hacer un regalo a un entendido en el tema, deberíamos consultar a un sommelier o a alguien que sepamos que tiene al vino como pasión. Debemos describirle los gustos del agasajado. Recibiremos el mejor consejo de acuerdo con el dinero que estemos dispuestos a gastar (no siempre se gasta un dineral) y quedaremos muy bien con nuestro presente.

Y para la velada romántica, a romper el chanchito. Champagne, si es, de Francia, no falla.

 Ezequiel Schneer, Sommelier.

Bourgogne: el terroir del Chardonnay y del Pinot Noir

¿Por qué una de las uvas blancas más cultivadas del mundo es la Chardonnay? ¿Por qué es tan difícil de cultivar la Pinot Noir ? Son preguntas que tienen una sola respuesta: la calidad extraordinaria de los vinos de la Borgoña francesa.
Esta región histórica que se encuentra al este de Francia cuenta con pequeños pueblos de encanto donde famosos viñedos dan vida a los mejores vinos del planeta.
De norte a sur, la región produce caldos blancos y tintos de diferentes características para todos los gustos. También cuenta con una gastronomía magistral, una cocina regional que abarca variados paladares. La especialidad son los “Escargots”, los famosos caracoles que se pasean por los viñedos. Generalmente los preparan con una salsa verde de manteca, ajo y perejil. Son deliciosos y tienen un retrogusto terroso que maridan perfecto tanto con el blanco como con el tinto.

Al norte se encuentra la AOC Chablis. Esta región es emblemática por su producción de vinos blancos frescos, minerales y frutales, donde la uva Chardonnay transmite el carácter mineral del terruño. Son súper puros y el maridaje tradicional es con ostras, una fiesta del paladar.
En la Côte de Nuits, al sur de Chablis, se encuentra una franja de viñedos, quizás los más famosos del planeta, los llamados “Grand Cru”.
Algunas de estas pequeñas parcelas, incluso hay de una sola hectárea, da origen a los vinos más caros del mundo. La uva, por supuesto, es la Pinot Noir y resuenan nombres como Romanée Conti, Clos Vougeot o Vosne Romanee, de productores muy prestigiosos, son vinos carísimos, para unos pocos privilegiados. Cada uno de estos viñedos es único y por lo tanto nos entregan caldos totalmente diferentes, aunque puedan estar solo a pocos metros de distancia. Son elegantes, finos, con aromas terrosos y minerales. En boca dejan un recuerdo sedoso y largo.
La Côte de Beaune, al sur de la Côte de Nuits, se especializa en vinos blancos, de la cepa Chardonnay. Aquí se usa más barrica en comparación con Chablis. Por lo tanto, se obtienen vinos con más cuerpo, ya que el roble aporta taninos y aromas nuevos. Las apelaciones famosas son Corton-Charlemagne, Mersault, Puligny-Montrachet, entre otras. Los buenos productores logran resultados excepcionales, vinos puros, súper complejos y sedosos. Y son tan caros como los tintos del norte!
En el sur de la Borgoña nos encontramos con Beaujolais. Aquí la uva protagonista es tinta, se llama Gamay y da como resultado vinos frutales y frescos, ideales para beber en el año de su elaboración. Hay ejemplares de guarda también y son fantásticos.
Personalmente soy un fanático de los vinos de esta hermosa región. Tuve la oportunidad de estar allí visitando a productores y disfrutando de su amplia oferta gastronómica. Volvería mil veces más!
Ezequiel Schneer, Sommelier

Mitos del vino

Muchas son las leyendas que rodean a esta mágica bebida, ya que nos acompaña desde nuestros inicios como sociedad.

Uno de los mitos más difundidos es que mientras más viejo es el vino, mejor es. Nada más alejado que esto. Por supuesto que hay botellas que mejoran con el tiempo bajo óptimas condiciones de guarda. Pero la mayor parte del vino es elaborado para beberse joven. Lo único que ganarían estos con la guarda es ir perdiendo la fruta hasta convertirse en vinagre.

Otro gran mito es que mientras más caro el vino, mejor es. Los grandes caldos del mundo, como los Grand Cru de Bordeaux o Borgoña de buenas añadas, son caros y excelsos. Pero no pasa lo mismo quizá con vinos demasiado caros, que no alcanzan un buen costo-beneficio. Lo interesante es encontrar vinos de buena calidad a un precio accesible. Esto es lo que nos da satisfacción.

Las mujeres y el vino

Vino dulce para mujeres. Falso. Hay excelentes vinos dulces, con muy buen balance dulzor-acidez que nos llenan de placer tanto a hombres como a mujeres.

Hablando de mujeres, hay muchas fábulas que hay que empezar a desterrar. Para empezar, la Escuela Argentina de Sommeliers hace 10 años que está comandada por mujeres. Para pensar no?  El concurso Mejor Sommelier de Argentina se presentó 4 veces, y el primer puesto siempre fue para una mujer.

Y, en con este mismo tono, enfocado en cuestiones de género, circulan, sin fundamento alguno, en el imaginario popular otros mitos en torno a las mujeres, como que los vinos blancos y rosados son para ellas. La realidad demuestra otra cosa, cuando una mujer elije un vino lo hace de acuerdo a la información que posee y según sus preferencias. Las más conocedoras tienen un espectro más amplio y sofisticado y se animan a probar vinos más complejos y, las menos entrenadas, prefieren los blancos o espumantes, vinos más jóvenes en general.

Otro mito postula que el vino es elaborado por hombres. Sin embargo, cada vez es mayor la presencia femenina y es notable el grado de profesionalidad de las enólogas mujeres en la industria vitivinícola. En la Argentina encontramos una cantidad de enólogas que elaboran vinos de gran concentración y complejidad, que sorprenden a los consumidores.

Y aún hay quienes afirman que las mujeres no deciden la compra, muy equivocados están…

Si antes la mujer cocinaba y el hombre compraba el vino, hoy esto dejó de ser así: el hombre cocina y ella está buscando vinos en la góndola. Ahora la mujer elige el vino, lo compra y le encanta!

Para finalizar, les cuento que en las cenas-catas que hacemos con mis amigos amantes del vino, cuando vienen nuestras mujeres, beben la misma cantidad o incluso más que nosotros!!.

Nuevo Malbec de Valle de Uco: Cayú 2007

Son seis amigos y  sus apellidos están muy ligados al mundo del vino. El proyecto, denominado LTU Wines, está liderado por Julio Lasmartres, Mario y Ricardo Toso, de Argentina, y Tomás Larraín, Alfonso y Cristóbal Undurraga, de Chile; todos ellos, unidos por una misma pasión y un legado familiar compartido.

La bodega cuenta  con dos etiquetas en el mercado, pero lo llamativo es que es que solo elaboran una sola por año. ¿Por qué ? La respuesta es simple: tienen un Single Vineyard de Malbec en La Consulta, en el corazón del Valle de Uco medocino. Cuando la añada es excelente el vino sale al mercado con la etiqueta “LTU” y, en años promedio, se elabora el “Cayu”.

LTU wines (LTU simplemente son las iniciales de los apellidos de los socios) tiene como premisa elaborar vinos de “Terroir”, y realmente lo logran. Los vinos se expresan puros, fieles a su terruño, así lo comprobamos en cada copa.

El Cayú 2007  es un Malbec de aromas finos, donde el cedro se mezcla con la típica ciruela madura y  las notas florales. En boca la entrada es elegante, su paso por boca amable, de taninos maduros y final medio. Un vino con clase.

Por su parte, el LTU tiene las mismas características pero mucho más acentuadas, con taninos más marcados que nos permiten una guarda prolongada. Un gran vino que con los años de buena guarda se pondrá a punto. Esta etiqueta estará disponible a partir de septiembre próximo.

Este serio proyecto nos demuestra una vez más todo el potencial del suelo mendocino para elaborar caldos de excepción. Uno de los sueños de LTU es elaborar el vino perfecto, pero a pesar de su pedigree solo están convencidos de una cosa: “que todavía tienen mucho para aprender”.  Y, en este camino se van perfeccionado añada a añada.