Su búsqueda "Vinos con crianza"

Consejos para maridar vinos y chocolates

El vino invita a tomarse un relax y al disfrute, es una de las bebidas más placenteras que existen, sus aromas y sabores conquistan hasta los paladares más sofisticados. Y si pensamos en delicias dulces, sin dudas, el chocolate es uno de productos más exquisitos del mercado.

 ¿Qué tienen en común los vinos y el chocolate? Los dos tienen propiedades antioxidantes y se los puede categorizar desde los sabores muy simples a los muy complejos, con diferentes estructuras y texturas. Ambos son productos nobles, auténticos, que demandan tiempo para logar excelentes resultados.  A la vez, el vino del mismo modo que el chocolate se catan observando su brillo y su intensidad y anotando, definiendo en cada uno sus descriptores aromáticos y cualidades.

Hay que animarse a jugar y a probar las con diferentes cepas y estilos de chocolates  porque existen  combinaciones que logran experiencias sensoriales únicas.

Descubrí una guía con tips para conseguir los mejores resultados:

  • Resulta conveniente elegir al principio los chocolates que tienen un alto contenido de cacao (60% o 70%), es decir, los más amargos. Los vinos más indicados son los llamados “fortificados”, que presentan una alta concentración del grado de azúcar de las uvas. Por ejemplo, un Oporto, ya que el alcohol y la intensidad logran una deliciosa fusión en la boca. Las frutas secas, como almendras tostadas  o pasas, también combinan muy bien con estos sabores.
  • Es importante que los vinos no se sirvan demasiado fríos, 3º a 4º grados por encima de la temperatura sugerida para su servicio es lo ideal, para lograr mejor homogenización permitiendo una rápida disolución en boca del chocolate y una unión pronta de ambos.
  • Los bombones de dulce de leche van de maravillas con oportos más complejos y dulces.
  • Un Malbec, el vino insignia de la Argentina, marida muy bien con un chocolate con leche puro.
  •  Los vinos estructurados con buena presencia de madera maridan muy bien con los chocolates amargos y, para los más audaces, con chocolates ahumados.
  • Los vinos blancos llamados “cosecha tardía”, en ocasiones presentan una sutil acidez y pueden combinarse perfectamente con chocolates blancos, amargos o cascaritas de naranja.
  • A mayor grado alcohólico, más fácil es la disolución, pero cuidado: el chocolate debe estar a la altura, en intensidad y sabor del vino elegido en cada ocasión.

Para saber de vinos

¿Cómo y dónde catar los mejores vinos? Sugerencias para degustar vinos nacionales e importados.

Si hay algo en que todos los profesionales del mundo del vino están de acuerdo es que para llegar a ser un experto en la materia, hay que probar la mayor cantidad de vinos posibles. Y no solo de la Argentina, también de todo el mundo. El sentido del gusto hay que ejercitarlo diariamente, como un músculo.

Una buena opción para conocer nuevos caldos es asistir asiduamente a las distintas ferias de vinos que se llevan a cabo en el país. Una de las más destacadas es Vinos de Lujo, que todos los años se lleva a cabo en el hotel Alvear. En esta feria cada bodega presenta sus mejores exponentes y, afortunadamente, se descorchan todos los vinos, hasta los más caros. Otra ventaja es que todos los stands de las diferentes bodegas son atendidos por los mejores Sommeliers de la Argentina, como así también enólogos, ingenieros agrónomos y hasta los propios dueños. De esta manera, podemos hacer preguntas técnicas sobre cómo fue la vendimia, cuántos meses de paso por roble tuvo el vino, etc. El ambiente es súper agradable y distendido. Eso sí, recomiendo ir temprano, para catar con más tranquilidad y, por supuesto, escupir absolutamente todo.

¿Y para catar vinos importados?

Aquí el tema es más complejo, ya que es realmente difícil encontrar vinos de otros países. Por suerte hay unas pocas vinotecas que se especializan en este rubro. Lo fundamental es entender lo que cada región nos puede llegar a dar, tanto en aromas como en sabores. Y también entender la filosofía de cada productor.

Un buen plan para degustar caldos importados es reunirse con amigos amantes de Baco y comprar 4 o 5 botellas de vino del mismo país entre todos. Por ejemplo: se puede empezar por Chile o Uruguay, luego pasar por España, Italia y Francia. Una vez que estemos más instruidos, podemos hacer degustaciones de diferentes productores de una misma denominación de origen, por ejemplo Bordeaux. Si nos gusta la cocina y tenemos tiempo, podemos elaborar un menú regional especial, según el país que elijamos. Este es un mundo fascinante, divertido e interminable, por eso es mágico.

El cuidado de un gran vino

El cuidado de un gran vino depende de muchísimos factores. Para empezar hay que saber qué tipos de vinos hay que guardar y con qué objetivo.

No vale la pena guardar un vino que fue diseñado desde el viñedo para el consumo joven, donde se va a destacar la intensidad frutal por sobre todos los aspectos. Pero hay ciertos vinos que sí van a mejorar con el tiempo. Mejorar no es lo mismo que aguantar. NUNCA guardamos un vino para que aguante 10 años en la cava, sino para que mejore sus cualidades, tanto aromáticas como gustativas.

Tienda Grand Cru Buenos Aires

Pongamos de ejemplo un Grand Cru Classe de Bordeaux de una buena añada como fue la 2006. Si bebemos este vino hoy, el vino estará cerrado en aromas y en boca los taninos estarán marcados y astringentes. Este tipo de vinos SI hay que guardarlos por lo menos 7 años para que sus aromas se desplieguen y la boca se suavice.

Leer más »