Su búsqueda "Vinos España"

Para saber de vinos

¿Cómo y dónde catar los mejores vinos? Sugerencias para degustar vinos nacionales e importados.

Si hay algo en que todos los profesionales del mundo del vino están de acuerdo es que para llegar a ser un experto en la materia, hay que probar la mayor cantidad de vinos posibles. Y no solo de la Argentina, también de todo el mundo. El sentido del gusto hay que ejercitarlo diariamente, como un músculo.

Una buena opción para conocer nuevos caldos es asistir asiduamente a las distintas ferias de vinos que se llevan a cabo en el país. Una de las más destacadas es Vinos de Lujo, que todos los años se lleva a cabo en el hotel Alvear. En esta feria cada bodega presenta sus mejores exponentes y, afortunadamente, se descorchan todos los vinos, hasta los más caros. Otra ventaja es que todos los stands de las diferentes bodegas son atendidos por los mejores Sommeliers de la Argentina, como así también enólogos, ingenieros agrónomos y hasta los propios dueños. De esta manera, podemos hacer preguntas técnicas sobre cómo fue la vendimia, cuántos meses de paso por roble tuvo el vino, etc. El ambiente es súper agradable y distendido. Eso sí, recomiendo ir temprano, para catar con más tranquilidad y, por supuesto, escupir absolutamente todo.

¿Y para catar vinos importados?

Aquí el tema es más complejo, ya que es realmente difícil encontrar vinos de otros países. Por suerte hay unas pocas vinotecas que se especializan en este rubro. Lo fundamental es entender lo que cada región nos puede llegar a dar, tanto en aromas como en sabores. Y también entender la filosofía de cada productor.

Un buen plan para degustar caldos importados es reunirse con amigos amantes de Baco y comprar 4 o 5 botellas de vino del mismo país entre todos. Por ejemplo: se puede empezar por Chile o Uruguay, luego pasar por España, Italia y Francia. Una vez que estemos más instruidos, podemos hacer degustaciones de diferentes productores de una misma denominación de origen, por ejemplo Bordeaux. Si nos gusta la cocina y tenemos tiempo, podemos elaborar un menú regional especial, según el país que elijamos. Este es un mundo fascinante, divertido e interminable, por eso es mágico.

Benjamín Romeo, un referente en Vinos de Rioja

Si buscamos un referente en el nuevo estilo de los vinos de Rioja, quien encabeza la lista es Benjamín Romeo, con sus emblemáticos Tempranillos.

Este gran enólogo, Benjamín Romeo, ha logrado conseguir la máxima expresión de la uva española Tempranillo. Su amplia experiencia como hacedor de vinos en la importantísima bodega Artadi lo convierten en uno de los mejores enólogos del mundo.

Desde el año 2000 elabora sus propios vinos en San Vicente de la Sonsierra. Con principios biodinámicos y cuidando al máximo la ecología, Benjamin trabaja unas pocas hectáreas de vides antiguas de Tempranillo. Su dedicación, estudio y trabajo en la viña, buscando siempre la pureza del terroir, dan como resultado vinos de partidas limitadas, para unos pocos privilegiados.

Los caldos de Benjamin Romeo se encuentran en la vanguardia española y mundial, son finos, equilibrados y totalmente cautivantes.

Su vino icono se llama Contador y se hacen, en promedio, sólo 2.000 botellas por añada. Es 100% uva Tempranillo y se embotella sin filtrar ni clarificar. Esta joya embotellada obtuvo dos años consecutivos 100 puntos del afamado crítico de vinos Robert Parker. Este vino necesita ser decantado para que se expresen los aromas a bayas de frutos negro, delicadas especias y finos minerales. En boca es elegante, de taninos súper sedosos y un final larguísimo.

Sus otras etiquetas son: La viña de Andrés, en homenaje a su padre, y La cueva del contador. También son vinos de ediciones limitadas, que expresan una sutileza y elegancia única –y tan difícil de lograr–.

Además, elabora un blanco de viñas autóctonas y muy antiguas. Con un promedio de 3000 botellas por año, es uno de los mejores blancos de España. Es suave y complejo y  logra extraer toda la personalidad de esas viñas tan viejas.

No me queda más que felicitar a Benjamin Romeo, nunca olvidaré cuando estuvo aquí en Buenos Aires y nos brindó a unos cuantos privilegiados sommeliers una cata memorable de sus vinos en el local de Grand Cru.

Salud Contador !