Su búsqueda "Vinos Pinot Noir"

Vinos de Nueva Zelanda

 Bodega Saint Clair, una de las mejores viñas neozelandesas, presenta opciones frescas para el verano: Sauvignon Blanc y Chardonnay de su línea Vicar ´s Choice.

Entre los países del Nuevo Mundo, Nueva Zelanda se destaca como uno de los productores más relevantes en el último tiempo. La viticultura neozelandesa está asentada en amplios valles, con suelos fértiles y profundos. Dominan las cepas blancas sobre las tintas, especialmente, el Sauvignon Blanc, aunque el  Chardonnay y el Pinot Noir son variedades muy significativas. Tienen clima oceánico, frío y lluvioso y esto le otorga una personalidad distintiva a sus vinos.
En cuanto a sus regiones vitivinícolas, la isla del Sur, en especial Marlborough, ha logrado alto vuelo y está considerada “la capital mundial del Sauvignon Blanc”. En esta zona se encuentran los viñedos de Bodega Saint Clair. Allí predominan los días soleados y las noches frescas, incluso en verano, que imprimen una intensidad aromática y una acidez marcada a estos excepcionales Sauvignon Blanc.

La llegada del verano, favorece el consumo de vinos más frescos y fáciles de beber. Una opción ideal para cuando cae el sol es el Vicar’s Choice Sauvignon Blanc 2009, un vino fresco, muy aromático y amigable.  Delicioso con sabores de frutas frescas como fruta de la pasión, grosella y pomelo, con armónicas notas herbáceas típicas de la variedad. En boca es fresco, de viva acidez y con un agradable final herbáceo.
Y para los amantes del Chardonnay, el Vicar ´s Choice es un exponente delicado de esta variedad amable al paladar, conocida como la reina de la Borgoña francesa. Es equilibrado y fácil de tomar. Sobresalen los aromas del durazno blanco, damasco y especias. Su paso por el paladar es suave  y pleno de sabores refrescantes.
Se trata de vinos que conjugan una serie de factores, por un lado, la experiencia vitivinícola de Saint Clair y el talento de sus enólogos y, por otra parte, el clima y los suelos de Marlborough, que otorgan particular personalidad a los vinos. Esta joven bodega, que surgió en 1994, pertenece a la familia Saint Clair Estate y es una de las compañías de vino neozelandesas líderes en calidad.

Vinos diferentes para variar del Malbec o el Cabernet

Cepas no tradicionales como Albariño, Pinot Noir o Merlot también tienen etiquetas excepcionales.

 No hay nada más aburrido que comer siempre la misma comida, día tras día. Milanesas con puré, hamburguesas, pollo al horno…

Mentes cerradas, paladares monótonos: con el vino pasa lo mismo. Del Malbec al Cabernet, y lo que es peor todavía, casarse con una bodega, bebiendo toda la vida una sola etiqueta. Oh my God!

Empecemos de a poco, pero el cambio siempre es positivo. La bodega uruguaya Bouza, quizá una de las mejores de Sudamérica, se animó a cultivar una uva de origen español, la Albariño. Siempre en partidas limitadas, esta bodega familiar logra vinos únicos y con carácter. En el caso del Albariño, un 20% del vino fermenta en roble, lo que aporta densidad y aromas diferentes al caldo. Frutas tropicales, cítricos y especias junto a un paladar untuoso y fresco, hacen de este, un ejemplar que se puede guardar algunos años en la bodega. Delicioso.

El Valle de Leyda es una de las nuevas DO de Chile que más está dando que hablar. Históricamente era una zona ganadera, hasta que en el año 1997 llegó Viña Leyda a la región. Bodega pionera en este valle; creó la nueva Denominación de Origen, D.O. Valle de Leyda, en el año 2002. Los viñedos están muy cerca del mar, más exactamente a 7 km y, esta particular orientación geográfica,  aporta una frescura especial a los vinos tan cuidadosamente elaborados. El Pinot Noir de alta gama llamado “Lot 21” es una pequeña obra de arte. Con un promedio de 3.000 botellas al año, es un vino sutil, frutado y complejo. Uno de los mejores Pinots de Chile, con una elegante impronta.

De otro lado de la cordillera, en la  Patagonia argentina, la exclusiva bodega Chacra, ubicada en el Valle de Rio Negro, no solo produce el mejor Pinot Noir Argentino, también elabora un Merlot de excepción. Se llama “Mainqué” y se elaboran solo 5.000 botellas promedio por año. A pesar de sus 24 meses de reposo en roble francés, el vino es suave, con una personalidad única, complejo y seductor. En boca es elegante como ninguno. Su frescura y taninos auguran una buena guarda. El final es largo e inolvidable. Vinazo!

Ezequiel Schneer, Sommelier.

Bourgogne: el terroir del Chardonnay y del Pinot Noir

¿Por qué una de las uvas blancas más cultivadas del mundo es la Chardonnay? ¿Por qué es tan difícil de cultivar la Pinot Noir ? Son preguntas que tienen una sola respuesta: la calidad extraordinaria de los vinos de la Borgoña francesa.
Esta región histórica que se encuentra al este de Francia cuenta con pequeños pueblos de encanto donde famosos viñedos dan vida a los mejores vinos del planeta.
De norte a sur, la región produce caldos blancos y tintos de diferentes características para todos los gustos. También cuenta con una gastronomía magistral, una cocina regional que abarca variados paladares. La especialidad son los “Escargots”, los famosos caracoles que se pasean por los viñedos. Generalmente los preparan con una salsa verde de manteca, ajo y perejil. Son deliciosos y tienen un retrogusto terroso que maridan perfecto tanto con el blanco como con el tinto.

Al norte se encuentra la AOC Chablis. Esta región es emblemática por su producción de vinos blancos frescos, minerales y frutales, donde la uva Chardonnay transmite el carácter mineral del terruño. Son súper puros y el maridaje tradicional es con ostras, una fiesta del paladar.
En la Côte de Nuits, al sur de Chablis, se encuentra una franja de viñedos, quizás los más famosos del planeta, los llamados “Grand Cru”.
Algunas de estas pequeñas parcelas, incluso hay de una sola hectárea, da origen a los vinos más caros del mundo. La uva, por supuesto, es la Pinot Noir y resuenan nombres como Romanée Conti, Clos Vougeot o Vosne Romanee, de productores muy prestigiosos, son vinos carísimos, para unos pocos privilegiados. Cada uno de estos viñedos es único y por lo tanto nos entregan caldos totalmente diferentes, aunque puedan estar solo a pocos metros de distancia. Son elegantes, finos, con aromas terrosos y minerales. En boca dejan un recuerdo sedoso y largo.
La Côte de Beaune, al sur de la Côte de Nuits, se especializa en vinos blancos, de la cepa Chardonnay. Aquí se usa más barrica en comparación con Chablis. Por lo tanto, se obtienen vinos con más cuerpo, ya que el roble aporta taninos y aromas nuevos. Las apelaciones famosas son Corton-Charlemagne, Mersault, Puligny-Montrachet, entre otras. Los buenos productores logran resultados excepcionales, vinos puros, súper complejos y sedosos. Y son tan caros como los tintos del norte!
En el sur de la Borgoña nos encontramos con Beaujolais. Aquí la uva protagonista es tinta, se llama Gamay y da como resultado vinos frutales y frescos, ideales para beber en el año de su elaboración. Hay ejemplares de guarda también y son fantásticos.
Personalmente soy un fanático de los vinos de esta hermosa región. Tuve la oportunidad de estar allí visitando a productores y disfrutando de su amplia oferta gastronómica. Volvería mil veces más!
Ezequiel Schneer, Sommelier

Vinos de la Patagonia

La Patagonia argentina es una de las regiones más bellas del país. Tiene paisajes imponentes de montañas y lagos, donde el turista puede encontrar un lugar de ensueño para el descanso y el relax. Trekking, sky, pesca deportiva, buena gastronomía y, por supuesto, vinos de calidad. El clima de la región es idóneo para el cultivo de la vid. Los inviernos son fríos y húmedos, pero en verano hace mucho calor.

Fuertes vientos sacuden los viñedos, esto es benéfico para un cultivo sano y sin enfermedades, reduciendo al mínimo el uso de pesticidas. También hay una gran amplitud térmica entre el día y la noche, fenómeno que promueve una alta acidez en las uvas.

Uva Pinot Noir.

Todas estas características son ideales para las uvas Pinot Noir y Merlot. En el Alto Valle del Río Negro se pueden encontrar plantas de Pinot del año 1932. Estas parras viejas dan caldos muy concentrados y aromáticos, que muestran el verdadero carácter de la variedad. Aromas florales complejos entremezclados con hierbas y frutos rojos frescos son notas típicas de esta emblemática uva. La bodega Chacra hace unos vinos de maravillas con la Pinot, que ya son clásicos no solo del país sino del mundo.

Leer más »