Su búsqueda "Vinos rosados"

Mitos del vino

Muchas son las leyendas que rodean a esta mágica bebida, ya que nos acompaña desde nuestros inicios como sociedad.

Uno de los mitos más difundidos es que mientras más viejo es el vino, mejor es. Nada más alejado que esto. Por supuesto que hay botellas que mejoran con el tiempo bajo óptimas condiciones de guarda. Pero la mayor parte del vino es elaborado para beberse joven. Lo único que ganarían estos con la guarda es ir perdiendo la fruta hasta convertirse en vinagre.

Otro gran mito es que mientras más caro el vino, mejor es. Los grandes caldos del mundo, como los Grand Cru de Bordeaux o Borgoña de buenas añadas, son caros y excelsos. Pero no pasa lo mismo quizá con vinos demasiado caros, que no alcanzan un buen costo-beneficio. Lo interesante es encontrar vinos de buena calidad a un precio accesible. Esto es lo que nos da satisfacción.

Las mujeres y el vino

Vino dulce para mujeres. Falso. Hay excelentes vinos dulces, con muy buen balance dulzor-acidez que nos llenan de placer tanto a hombres como a mujeres.

Hablando de mujeres, hay muchas fábulas que hay que empezar a desterrar. Para empezar, la Escuela Argentina de Sommeliers hace 10 años que está comandada por mujeres. Para pensar no?  El concurso Mejor Sommelier de Argentina se presentó 4 veces, y el primer puesto siempre fue para una mujer.

Y, en con este mismo tono, enfocado en cuestiones de género, circulan, sin fundamento alguno, en el imaginario popular otros mitos en torno a las mujeres, como que los vinos blancos y rosados son para ellas. La realidad demuestra otra cosa, cuando una mujer elije un vino lo hace de acuerdo a la información que posee y según sus preferencias. Las más conocedoras tienen un espectro más amplio y sofisticado y se animan a probar vinos más complejos y, las menos entrenadas, prefieren los blancos o espumantes, vinos más jóvenes en general.

Otro mito postula que el vino es elaborado por hombres. Sin embargo, cada vez es mayor la presencia femenina y es notable el grado de profesionalidad de las enólogas mujeres en la industria vitivinícola. En la Argentina encontramos una cantidad de enólogas que elaboran vinos de gran concentración y complejidad, que sorprenden a los consumidores.

Y aún hay quienes afirman que las mujeres no deciden la compra, muy equivocados están…

Si antes la mujer cocinaba y el hombre compraba el vino, hoy esto dejó de ser así: el hombre cocina y ella está buscando vinos en la góndola. Ahora la mujer elige el vino, lo compra y le encanta!

Para finalizar, les cuento que en las cenas-catas que hacemos con mis amigos amantes del vino, cuando vienen nuestras mujeres, beben la misma cantidad o incluso más que nosotros!!.