Consejos para maridar vinos y chocolates

El vino invita a tomarse un relax y al disfrute, es una de las bebidas más placenteras que existen, sus aromas y sabores conquistan hasta los paladares más sofisticados. Y si pensamos en delicias dulces, sin dudas, el chocolate es uno de productos más exquisitos del mercado.

 ¿Qué tienen en común los vinos y el chocolate? Los dos tienen propiedades antioxidantes y se los puede categorizar desde los sabores muy simples a los muy complejos, con diferentes estructuras y texturas. Ambos son productos nobles, auténticos, que demandan tiempo para logar excelentes resultados.  A la vez, el vino del mismo modo que el chocolate se catan observando su brillo y su intensidad y anotando, definiendo en cada uno sus descriptores aromáticos y cualidades.

Hay que animarse a jugar y a probar las con diferentes cepas y estilos de chocolates  porque existen  combinaciones que logran experiencias sensoriales únicas.

Descubrí una guía con tips para conseguir los mejores resultados:

  • Resulta conveniente elegir al principio los chocolates que tienen un alto contenido de cacao (60% o 70%), es decir, los más amargos. Los vinos más indicados son los llamados “fortificados”, que presentan una alta concentración del grado de azúcar de las uvas. Por ejemplo, un Oporto, ya que el alcohol y la intensidad logran una deliciosa fusión en la boca. Las frutas secas, como almendras tostadas  o pasas, también combinan muy bien con estos sabores.
  • Es importante que los vinos no se sirvan demasiado fríos, 3º a 4º grados por encima de la temperatura sugerida para su servicio es lo ideal, para lograr mejor homogenización permitiendo una rápida disolución en boca del chocolate y una unión pronta de ambos.
  • Los bombones de dulce de leche van de maravillas con oportos más complejos y dulces.
  • Un Malbec, el vino insignia de la Argentina, marida muy bien con un chocolate con leche puro.
  •  Los vinos estructurados con buena presencia de madera maridan muy bien con los chocolates amargos y, para los más audaces, con chocolates ahumados.
  • Los vinos blancos llamados “cosecha tardía”, en ocasiones presentan una sutil acidez y pueden combinarse perfectamente con chocolates blancos, amargos o cascaritas de naranja.
  • A mayor grado alcohólico, más fácil es la disolución, pero cuidado: el chocolate debe estar a la altura, en intensidad y sabor del vino elegido en cada ocasión.

Tiene algo para comentarnos?