Tagged with " Frescobaldi"

Sangiovese: una variedad típica de la Península Itálica

Descubra las características de esta cepa que da vinos excepcionales en Italia.

Sangiovese es una de las grandes uvas tintas del mundo. Su traducción al español es “Sangre de Jupiter” y  “Sanguis Jovis” en latin. Reina en la Toscana donde produce caldos exquisitos, finos y longevos. Bodegas antiquísimas se encuentran en esta pintoresca región, con viñedos en pendiente y olivos que adornan una de las zonas vitivinícolas más lindas del mundo.

Chianti, Brunello Di Montalcino son algunas denominaciones de origen famosas por sus vinos a base de la uva Sangiovese.

Desde los vinos económicos hasta los de alta gama, siempre respetan una alta calidad enológica, donde la frescura siempre se hace presente. Se destacan por sus aromas a cerezas frescas, tierra y flores cuando son jóvenes. Al envejecer, muestran notas de buena evolución, con aromas a carne, café tostado y un encanto difícil de describir con palabras. En boca son siempre agradables gracias a su alta acidez natural. Son vinos para paladares exigentes.

Una bodega que lleva siete siglos elaborando vinos es Frescobaldi, y uno de sus mejores vinos es el Nipozzano Riserva 2007 de la denominación  de origen Chianti Rufina. De un costo beneficio imbatible, este gran vino nos entrega aromas complejos, brea, violetas, cerezas frescas, tierra, entre muchos otros. En boca es elegante y amable, también se expresa fresco por su alta acidez. Un vino muy amigable con diferentes platos, como pueden ser unas pastas rellenas con funghi porcini.

Otro vinazo, pero de otra denominación, es el Brunello Di Montalcino del gran productor Argiano. Su enólogo, Hans Vinding Diers, produce vinos con una pureza increíble, su Brunello Di Montalcino 2004 ofrece aromas complejos y elegantes, como los grandes vinos. En boca se muestra sedoso, fino y tiene todavía mucho para dar.

La uva Sangiovese en Italia da vinos muy especiales, difíciles de imitar en otros países del mundo. Es una variedad que produce vinos únicos e irrepetibles, por eso es  tan especial.

Pinot Gris, una variedad alternativa entre los blancos

Vinos frescos para los días calurosos, esta es una de las claves para elegir una etiqueta en verano.

Para salir de las cepas tradicionales y más conocidas como Sauvignon Blanc o Chardonnay, en la senda de la diversidad,  nos sorprende la Pinot Gris, una variedad no tradicional que se exporta con éxito, sobre todo, a los Estados Unidos. En la actualidad, en la Argentina, ya empieza a verse en las cartas de los restaurantes y en algunas góndolas de vinotecas.
Pinot Gris es una variedad blanca de origen alsaciano (Francia), también llamada Tokay, que se distingue por su fragancia floral y ofrece vinos delicados con sabores cítricos, cremosos y especiados, y según la madurez de la uva y la técnica de vinificación, pueden ser ligeros o de gran cuerpo, dulces o secos. En Alemania, por ejemplo, se da la versión seca y se la conoce como Grauburgunder;  en el norte de Italia –se la conocen como Pinot Grigio–, en Suiza –allí la cepa se llama Malvoisie–, Hungría y Rumania.  En el Viejo Mundo, la bodega Frescobladi, elabora un Pinot Grigio excepcional, Attems, de sus viñedos situados en el Collio Goriziano.  En el Nuevo Mundo, se produce en Australia, Canadá, Nueva Zelanda y, por supuesto, en la Argentina. En cada región expresa la personalidad del terroir y ofrece características únicas que se aprecian en la copa.
El  nombre alude a  su baya de color azul grisáceo, aunque la uva pueda tener una apariencia con tonos rosas,  negros o incluso blancos.  En general, produce vinos de un color amarillo dorado al cobrizo, que pueden tener un ligero matiz rosado. Por su parte, el nombre de Pinot, que significa piña en francés, se debe a que la uva crece lentamente, en pequeños racimos, en forma de piña.
La uva Pinot Gris tiene una larga historia, su origen data de la Edad Media y se cree que era una de las favoritas del emperador Carlos V. Según investigadores de la Universidad de California en Davis, han determinado que la Pinot Gris tiene un perfil de ADN similar a la Pinot Noir y que la diferencia de color deriva de una mutación genética que ocurrió hace siglos. Las hojas y las cepas de ambas vides son tan similares que la diferencia de color es lo único que permite diferenciarlas.
¿Cuáles son las características del Pinot Gris? Es un blanco versátil, de aromas sutiles, que recuerda a manzanas verdes, cítricos y flores blancas, con buen balance entre acidez y azúcar que lo transforman en el ideal complemento de la gastronomía de verano. Un recomendado es el Pulenta Estate Pinot Gris 2011, de Bodega Pulenta Estate, que va de maravillas con un plato de rabas o  mariscos.
Si la opción es un vino fresco, delicado y diferente, sin dudas el Pinot Gris es una alternativa que vale la pena probar.