Tagged with " Patagonia"

Torrontés, la gran cepa blanca de la Argentina

Pocas regiones vitivinícolas pueden vanagloriarse de tener una cepa única e irrepetible en el resto del mundo. Argentina puede hacerlo con la Torrontés.

Sobre su origen hay varias versiones. Algunos dicen que es de origen gallego y otros que es una mutación del cepaje Moscatel. Pero hay algo en lo que todos coinciden: en la Argentina tiene su mayor grado de expresividad.

Se cultiva en todas las regiones del país, desde la Patagonia, con exponentes austeros y con un alto nivel de acidez, pasando por Mendoza donde se expresa suave y elegante, hasta llegar a los Calles Calchaquíes, más precisamente en Cafayate, Salta, donde la Torrontés reina. En esta magnética y pintoresca región, la variedad saca a la luz sus mejores cualidades, es súper aromática y tiene una fuerte personalidad. Con una gran amplitud térmica entre el día y la noche, las estaciones del año bien marcadas y un cultivo casi orgánico naturalmente, el resultado es excepcional: se cosechan uvas sanas  que, en su grado óptimo de madurez, se transforman en vinos de alta calidad muy apreciados por los consumidores de todo el mundo.

Los aromas de la Torrontés son muy variados, predominan las flores blancas como el jazmín, las frutas blancas de carozo, algunos toques cítricos y, en los mejores exponentes,  se percibe una nota mineral que le aporta complejidad. En boca se destacan por su cuerpo lleno, sabores agradables  al paladar y,  en su mayoría, secos. Son ideales para acompañar los platos regionales norteños, como también ceviches y comida Thai, entre otros platos.

Estilos y etiquetas

Hoy tenemos dos estilos bien marcados de Torrontés, el tradicional, donde lo rústico, el terroir y lo aromático está presente y, otro estilo, más elegante, que logra ejemplares más suaves y elegantes. También hay versiones dulces muy buenas, con buen equilibrio dulzor-acidez, ideales para acompañar con una tabla de quesos.

Para no dejar de probar el Doña Paula Estate Torrontés 2010 del  Valle de Cafayate y el Tapiz Clásico Torrontés 2011 hecho con uvas de La Rioja. Son vinos agradables, bebibles y siempre tienen una relación costo-beneficio imbatible.

Merlot: una de las uvas tintas más famosas del mundo

Conozca esta variedad francesa que trascendió fronteras y tiene características tan particulares.

La historia del nombre y el origen del cepaje son curiosidades que vale la pena contar. Tal es así que Merlot quiere decir Mirlo en francés, probablemente por el color negro azulado del ave, semejante al de su racimo. También se dice que el Mirlo se come los racimos de Merlot y de ahí su nombre.

Su cuna es en Bordeaux, donde nacen los grandes vinos del mundo como el Petrus y otras perlas famosas y costosas, que solo unos pocos privilegiados pueden beber.

En  la Argentina no hay grandes exponentes monovarietales, salvo excepciones en la Patagonia –Mainqué, de Bodega Chacra o Marcus, de Humberto Canale– pero sí es  muy importante en los tradicionales blends argentinos al estilo bordelés.

Merlot en Italia

Sin embargo, hay un lugar fuera de Francia, donde la Merlot como varietal, da vinos únicos: en Italia. Más precisamente en la Toscana, la Merlot da vinos únicos e irrepetibles. El “Petrus” de Toscana se llama “Masseto” y muchos lo comparan con los grandes vinos del Pomerol francés.

Pero hoy hablaremos de otro monovarietal de esta uva, “Lamaione“. La familia Frescobaldi, una de las más antiguas productoras de vino del mundo, elabora este soberbio caldo en la región de Montalcino, en su bodega CastelGiocondo. Las uvas salen siempre del mismo viñedo (single vineyard) y, por supuesto, usan las de mayor calidad. La bodega Frescobaldi es una de pioneras en usar la variedad Merlot en la región de Montalcino, donde la Sangiovese reina.

El Lamaione 2004 es un vino elegante. Tiene un color violeta oscuro, en nariz desprende notas a cassis y frutillas, con matices especiados a pimienta  y grafito. En boca es de cuerpo lleno, de taninos sedosos y suaves, con un equilibrio excepcional. De final largo y persistente. Es un vino ideal para acompañar carnes braseadas, como cerdo o cordero.