Tagged with " Pinot Noir"

Gevrey Chambertin con el prestigio de los Grands Crus

A pocos kilómetros de la ciudad de Dijon, se encuentra Gevrey Chambertin, un pueblito de menos de 3000 habitantes con un viñedo de apenas unas 300 hectáreas, donde se producen 9 de los 33 Grands Crus de La Bourgogne, lo que lo convierte en una de las zonas de mayor prestigio de la región, e incluso del mundo.

 

Todos los vinos tintos son elaborados a partir de Pinot Noir, que en este terruño particular, produce generalmente vinos de mayor concentación, cuerpo y firmeza que en el resto de la Bourgogne, con gran potencial de guarda. Es conocido como el vino de Napoleón Bonaparte, pues además del Champagne, este era el vino favorito del emperador.

El vino recomendado de la semana, es el Gevrey Chambertin 2011 de Bouchard Pére et Fils, un excelente representante de la denominación. De color cereza brillante, una nariz llena de frutillas y frambuesas dulces, acompañadas por delicadas notas de grafito y los aromas terrosos y complejos típicos de su terroir de procedencia. En boca es fresco, de textura sedosa, complejo y de largo final, ideal para acompañar platos delicados a base de cordero, o un cremoso risotto de hongos.

Pinot Gris, una variedad alternativa entre los blancos

Vinos frescos para los días calurosos, esta es una de las claves para elegir una etiqueta en verano.

Para salir de las cepas tradicionales y más conocidas como Sauvignon Blanc o Chardonnay, en la senda de la diversidad,  nos sorprende la Pinot Gris, una variedad no tradicional que se exporta con éxito, sobre todo, a los Estados Unidos. En la actualidad, en la Argentina, ya empieza a verse en las cartas de los restaurantes y en algunas góndolas de vinotecas.
Pinot Gris es una variedad blanca de origen alsaciano (Francia), también llamada Tokay, que se distingue por su fragancia floral y ofrece vinos delicados con sabores cítricos, cremosos y especiados, y según la madurez de la uva y la técnica de vinificación, pueden ser ligeros o de gran cuerpo, dulces o secos. En Alemania, por ejemplo, se da la versión seca y se la conoce como Grauburgunder;  en el norte de Italia –se la conocen como Pinot Grigio–, en Suiza –allí la cepa se llama Malvoisie–, Hungría y Rumania.  En el Viejo Mundo, la bodega Frescobladi, elabora un Pinot Grigio excepcional, Attems, de sus viñedos situados en el Collio Goriziano.  En el Nuevo Mundo, se produce en Australia, Canadá, Nueva Zelanda y, por supuesto, en la Argentina. En cada región expresa la personalidad del terroir y ofrece características únicas que se aprecian en la copa.
El  nombre alude a  su baya de color azul grisáceo, aunque la uva pueda tener una apariencia con tonos rosas,  negros o incluso blancos.  En general, produce vinos de un color amarillo dorado al cobrizo, que pueden tener un ligero matiz rosado. Por su parte, el nombre de Pinot, que significa piña en francés, se debe a que la uva crece lentamente, en pequeños racimos, en forma de piña.
La uva Pinot Gris tiene una larga historia, su origen data de la Edad Media y se cree que era una de las favoritas del emperador Carlos V. Según investigadores de la Universidad de California en Davis, han determinado que la Pinot Gris tiene un perfil de ADN similar a la Pinot Noir y que la diferencia de color deriva de una mutación genética que ocurrió hace siglos. Las hojas y las cepas de ambas vides son tan similares que la diferencia de color es lo único que permite diferenciarlas.
¿Cuáles son las características del Pinot Gris? Es un blanco versátil, de aromas sutiles, que recuerda a manzanas verdes, cítricos y flores blancas, con buen balance entre acidez y azúcar que lo transforman en el ideal complemento de la gastronomía de verano. Un recomendado es el Pulenta Estate Pinot Gris 2011, de Bodega Pulenta Estate, que va de maravillas con un plato de rabas o  mariscos.
Si la opción es un vino fresco, delicado y diferente, sin dudas el Pinot Gris es una alternativa que vale la pena probar.

Vinos de la Patagonia

La Patagonia argentina es una de las regiones más bellas del país. Tiene paisajes imponentes de montañas y lagos, donde el turista puede encontrar un lugar de ensueño para el descanso y el relax. Trekking, sky, pesca deportiva, buena gastronomía y, por supuesto, vinos de calidad. El clima de la región es idóneo para el cultivo de la vid. Los inviernos son fríos y húmedos, pero en verano hace mucho calor.

Fuertes vientos sacuden los viñedos, esto es benéfico para un cultivo sano y sin enfermedades, reduciendo al mínimo el uso de pesticidas. También hay una gran amplitud térmica entre el día y la noche, fenómeno que promueve una alta acidez en las uvas.

Uva Pinot Noir.

Todas estas características son ideales para las uvas Pinot Noir y Merlot. En el Alto Valle del Río Negro se pueden encontrar plantas de Pinot del año 1932. Estas parras viejas dan caldos muy concentrados y aromáticos, que muestran el verdadero carácter de la variedad. Aromas florales complejos entremezclados con hierbas y frutos rojos frescos son notas típicas de esta emblemática uva. La bodega Chacra hace unos vinos de maravillas con la Pinot, que ya son clásicos no solo del país sino del mundo.

Leer más »