Tagged with " vinos de terroir"

Vinos Single Vineyard: ¿por qué son tan buscados?

En el mundo del vino hay conceptos que se ponen de moda y otros que dejan de usarse, si hace algunos años atrás fue el boom de la palabra varietal, hoy la clave son los Single Vineyards y, en muchos casos, asociados a los vinos de alta gama. Los Single Vineyards provienen de un único viñedo porque es la manera en que se puede descubrir la identidad de un lugar o una zona vitivinícola determinada, es decir que son vinos elaborados con uvas de una misma finca.

Los Single Vineyards se promocionan desde la etiqueta y llevan, según algunos productores, algo así como el sello de origen en la botella, el vino es reflejo de su terruño, es su fiel expresión y tiene la personalidad del lugar, expresa los aromas y sabores de la madre naturaleza. Y a los factores y condiciones climáticas de cada lugar hay que sumarle la intervención del hombre, la mano de sus hacedores y cómo éstos intervienen para lograr la expresión más autóctona de cada terroir.

¿Por qué las bodegas se esmeran en elaborar sus Single Vineyard? Para explotar el potencial máximo de un área específica o de una finca, con todo lo que eso implica. Un Single Vineyard representa a su terruño, es un portador del ADN del terroir, sumado a  la impronta de la bodega y su estilo.

La bodega Tapiz viene trabajando en algunos de sus vinos con el concepto de Single Vineyard, en su Finca de Valle Único de San Pablo, en Valle de Uco, Mendoza, a 1.350 metros sobre el nivel del mar. De allí provienen un Sauvignon Blanc  y su vino top,  Black Tears, un Malbec ultra‐premium de edición limitada que obtuvo importantes reconocimientos por la crítica internacional. Es un vino memorable, con gran potencial de guarda, un  ejemplar único por su complejidad y equilibrio.

¿Cómo disfrutar mejor del vino?

En muchas ocasiones en las que bebemos vino nos perdemos, sin darnos cuenta, de algunas cualidades que nos podría entregar esta noble bebida.

Aquí algunos tips para aprovechar al máximo la magia de Baco. Cuatro pasos que nunca fallan.

Copas sucias

Las copas aunque a veces no parezca, están sucias. Y si esto ocurre el vino puede resultar apagado y sin aromas. ES FUNDAMENTAL QUE LA COPA ESTE LIMPIA. Para lograr una absoluta transparencia y limpidez les recomiendo lavar con agua bien caliente y una gotita de detergente luego de cada uso. Secar con cristal (paño que no deja pelusas) y guardar en un lugar ventilado y que no junte aromas extraños. Usar siempre copas de cristal fino.

Vino cerrado

Literalmente, en muchas oportunidades, bebemos vinos que están cerrados, tanto en aromas como en sabores. Para que se abran los descriptores aromáticos les recomiendo trasvasar el caldo a un decanter. Este shock de aire le permite al vino oxigenarse y liberar esos deliciosos aromas. Además este método suaviza los taninos y hace al vino más bebible. Sugiero trasvasar todos los vinos, salvo los muy pero muy añejos.

De menor a mayor

Siempre, pero siempre, como en la vida, hay que ir de menor a mayor. Primero los vinos suaves, luego los de cuerpo medio y, por último, los “full bodied”. Si bebemos los de mayor cuerpo primero, los vinos suaves y delicados quedaran opacados y casi sin sabor. La misma lógica funciona con las comidas.

Formar el paladar

Hay que salir de esos vinos tapados con madera, golosos y aburridos. Probemos caldos finos y elegantes, con aromas complejos, minerales. Vinos de Terroir, con personalidad. Dejemos de lado las bebidas colas. Sé que son pocos, pero están y hay que encontrarlos. Y por supuesto, tratar de lograr un maridaje agradable con las comidas.

Ezequiel Schneer, Sommelier

 

Nuevo Malbec de Valle de Uco: Cayú 2007

Son seis amigos y  sus apellidos están muy ligados al mundo del vino. El proyecto, denominado LTU Wines, está liderado por Julio Lasmartres, Mario y Ricardo Toso, de Argentina, y Tomás Larraín, Alfonso y Cristóbal Undurraga, de Chile; todos ellos, unidos por una misma pasión y un legado familiar compartido.

La bodega cuenta  con dos etiquetas en el mercado, pero lo llamativo es que es que solo elaboran una sola por año. ¿Por qué ? La respuesta es simple: tienen un Single Vineyard de Malbec en La Consulta, en el corazón del Valle de Uco medocino. Cuando la añada es excelente el vino sale al mercado con la etiqueta “LTU” y, en años promedio, se elabora el “Cayu”.

LTU wines (LTU simplemente son las iniciales de los apellidos de los socios) tiene como premisa elaborar vinos de “Terroir”, y realmente lo logran. Los vinos se expresan puros, fieles a su terruño, así lo comprobamos en cada copa.

El Cayú 2007  es un Malbec de aromas finos, donde el cedro se mezcla con la típica ciruela madura y  las notas florales. En boca la entrada es elegante, su paso por boca amable, de taninos maduros y final medio. Un vino con clase.

Por su parte, el LTU tiene las mismas características pero mucho más acentuadas, con taninos más marcados que nos permiten una guarda prolongada. Un gran vino que con los años de buena guarda se pondrá a punto. Esta etiqueta estará disponible a partir de septiembre próximo.

Este serio proyecto nos demuestra una vez más todo el potencial del suelo mendocino para elaborar caldos de excepción. Uno de los sueños de LTU es elaborar el vino perfecto, pero a pesar de su pedigree solo están convencidos de una cosa: “que todavía tienen mucho para aprender”.  Y, en este camino se van perfeccionado añada a añada.

 

 

Bodega Zorzal en Grand Cru

“Tan dramática y temperamental como una espina, tan romántica y estremecedora como una rosa, es esta misteriosa dualidad la que envuelve la personalidad argentina”.

Con esta reveladora frase nos recibe la bodega Zorzal en su página Web. La bodega está situada en el Valle de Uco, Tupungato, en el distrito de Gualtallary, a 1350 msnm. Esta región tiene una personalidad única. El suelo es rocoso y pobre en materia orgánica que favorece al cultivo de la vid. El valle es muy frío en invierno y los veranos son muy cálidos. Las lluvias no superan los 200 mm por año, por lo tanto los viñedos cuentan con irrigación artificial. Gualtallary es, sin dudas, la nueva gran región mendocina tanto por su ubicación privilegiada como por su terroir especial y diferente.

 La flamante bodega cuenta con toda la tecnología de última generación y está ubicada a 1350 msnm, lo que la convierte probablemente en la bodega más alta de Mendoza.

El enólogo consultor es Matías Michelini, quien tiene una gran trayectoria como hacedor de vinos, tanto en reconocidas bodegas de Mendoza como también de Francia. El enólogo residente es su hermano menor, Juan Pablo Michelini, de tan solo 28 años. Conocer a Juan Pablo personalmente me bastó para darme cuenta de su pasión por los vinos que elabora. Al degustar los vinos de Zorzal se nota la alta calidad y personalidad de sus vinos. Siempre frescos y complejos, en toda su línea, tanto la clásica como la reserva. La línea Top se llama Climax y cuenta con un Malbec y un Blend, son vinos serios y con un gran potencial de guarda, que ya fueron galardonados en importantes concursos vitivinícolas, como el Wine Argentine Awards, con un Trophy por el mejor Malbec por sobre u$$ 50.

 Un dato especial para darse cuenta de la pasión de estos jóvenes emprendedores, es que en la bodega hay música permanente, aunque no haya personas, la música suena para que los vinos adquieran una sensibilidad extra, quizá como Juan Pablo que además de ser enólogo, también es un apasionado por la guitarra y sus sonidos.

Todos los amantes del vino, estamos más que contentos con estos nuevos vinos!!

Ezequiel Schneer, Sommelier