Tagged with " Zorzal Wines"

Perfil: Juan Pablo Michelini, enólogo de Zorzal Wines

Es parte de la nueva generación de enólogos que aporta renovados aires al mundo del vino.

A pesar de sus escasos 29 años, Juan Pablo  Michelini tiene una amplia trayectoria como enólogo. Realizó vendimias en California, Pomerol, Ribera del Duero y, por supuesto, en Mendoza. Trabajó en diferentes bodegas de “la capital argentina del vino” y de Salta. Hoy es el enólogo de bodega Zorzal y sus vinos tienen una calidad excepcional: reflejan la personalidad y la pasión de sus hacedores, tanto de Juan Pablo, como sus hermanos,  Matías y Gerardo. Desde Gualtallary, Mendoza, donde se ubica la bodega, este joven talentoso se brinda a una charla distendida y fresca.

 

-¿Cómo llegaste a la enología?

-Gracias a la música, ya que definitivamente estaba pasando por un momento bastante bohemio de mi vida y quería estudiar música. Pero ahí estuvo mi padre –con quien uno siempre se enoja en el momento­– para apuntalarme: ” Vos estás loco”, la guitarrita tenela como hobby. Fue entonces cuando mi hermano, Matías, ya enólogo, me aconsejó probar con la enología.  Y así fue, desde el primer día que pisé el Colegio Don Bosco, hubo algo que me hizo dar cuenta de que esto no estaba nada mal! A partir de allí, y gracias a Dios, fue creciendo mi satisfacción por la profesión que elegí. Desde mi entorno me fueron guiando al lugar maravilloso en el que me encuentro ahora, esta tierra mágica, esta tierra santa, esta tierra de Gualtallary que te permite sonreír,  jugar con sus uvas y que, hagas lo que hagas, el terroir se encargará de sacar un producto increíble!

 -¿Cuál fue el mejor vino que probaste en tu vida? ¿Cuáles son las razones de esta elección?

-Esta es una pregunta que realmente me cuesta responder de manera precisa. Pero puedo nombrarte algunos ejemplos: el Doña Paula Selección de Bodega 2009 y 2004; el Syntesis The Blend 2008 y La Violete 2007. Todos me sorprendieron por su franqueza e intensidad, sin perturbar la frescura.  Y también, por la alegría que uno descubre en los vinos. Se me encrespa la piel cuando un vino demuestra personalidad o se entrega fácilmente, es decir que no te cuesta tanto entenderlo y, por sobre todo, es fácil de beber.
-¿Qué fue lo peor que te pasó en un restaurante?

-Que finalmente haya tenido que tomar un vino impuesto y no el que quería porque no había (pero estaba en la carta!!).
-¿Cuáles son tus hobbies?

-La guitarra, la música.
-¿Qué comida te emociona? ¿Por qué?

-La que como en casa, con mi esposa y mis hijos, porque es cuando más unidos estamos y realmente es emocionante experimentar el verdadero amor.
-¿Cómo ves el futuro del vino argentino? 

-Muy divertido, con grandes vinos que harán historia. Soy muy optimista con lo que viene sucediendo y lo que se espera.
-¿Cuál es tu frase de cabecera?

-La mano en el pulso del tiempo y el oído en el corazón de Dios.

5 etiquetas argentinas que usted no puede dejar de probar

Siempre hay un momento para disfrutar o una excusa perfecta para descorchar un buen vino y compartir. Aquí nuestros recomendados de octubre, para todos los gustos:

1-Doña Paula Selección de Bodega Malbec 2007 – Doña Paula

Este gran Malbec, selección de las mejores plantas de la bodega expresa de maravillas el terroir de Mendoza. Y David Bonomi, su hacedor, realmente es un apasionado de su profesión. Gran calidad de aromas, boca elegante y taninos sedosos nos entrega año a año este vino. Además, evoluciona bárbaro, la cosecha 1999, que fue la primera de esta etiqueta, está súper complejo y todavía tiene botella! 

2-J. Alberto 2010 – Noemía

Si usted busca un vino diferente, he aquí el hallazgo. Un vino que nace como segunda etiqueta del Noemia, pero que tiene personalidad propia.  El terroir patagonico es algo especial y si se lo sabe tratar, nos puede dar vinos de antología. El gran enólogo, Hans Vinding  Diers, es un especialista que elabora vinos únicos no solo en la Argentina, también en Italia y Francia. Fruta fresca, pureza y mineralidad. Un placer.

3-Tapiz Black Tears 2007 – Bodega Tapiz

Malbec oscuro si los hay. Desde las alturas del Valle de Uco, más exactamente del viñedo San Pablo,  a 1300 metros sobre el nivel del mar, salen las uvas de este vinazo. Su larga estancia en roble francés (24 meses) y su gran estructura convierten al Black en uno de los vinos mas concentrados del mercado, pero sin perder elegancia. No quedará ni una lagrima en la copa! 

4-Climax Blend 2009 – Zorzal Wines

Los hermanos Michelini están pisando fuerte en el mundo del vino. Su bodega se encuentra en Gualtallary, una de las zonas más prometedoras de la viticultura argentina. Su etiqueta icono tiene el sugestivo nombre de “Climax” y está compuesto, en esta añada, de 50% Malbec y 50% Cabernet Sauvignon. Intensidad de fruta, elegancia, complejidad y frescura en boca es hoy en día uno de los mejores vinos argentinos. 

5-Felipe Rutini 2006 – Bodega La Rural

Esta etiqueta se elabora desde la década del 80′. Es uno de los grandes vinos clásicos del país. Su mezcla de uvas  bordelesas (Malbec-Cabernet-Merlot) y su paso por roble francés de primer uso, junto a una cuidada elaboración hacen del Felipe un gran vino de guarda. Puro, complejo y elegante. Un must!

Sauvignon Blanc, el vino blanco del momento

Y sí, una vez más se viene la primavera, todos estamos en busca de vinos más suaves y refrescantes. Hay que dejar atrás los tintos pesados y los braseados invernales. Nada mejor que un Sauvignon Blanc, y cada región tiene su estilo.

La gran característica de esta uva es su alta acidez, que siempre nos invita a un nuevo trago.

Su cuna es en el Valle del Loira, Francia, de donde salen a mi gusto los mejores ejemplares. La famosa denominación de Origen “Sancerre” produce quizás uno de los vinos más acerados y minerales que existen. El suelo calcáreo de esta región y su clima extremo, son el secreto su personalidad. Son vinos cautivantes, austeros que siempre nos dejan con ganas de más. Ideales como aperitivo, su maridaje más famoso es con el queso de cabra Crottin de Chavignol. Por sus notas cítricas, combina muy bien con frutos de mar y pescados grillados. La denominación vecina “Pouilly Fume” también produce vinos excelentes de la misma variedad con características similares. Al Pouilly personalmente le encuentro más aromas a espárragos.

Hay otra región del mundo que elabora 100 % Sauvignon Blancs de calidad superior,  Nueva Zelanda. Los de mejor calidad salen de Marlborough, donde ya hace más de 20 años que hacen Sauvignon de excepción. La fama empezó con la etiqueta Cloudy Bay, pero en la actualidad hay más de 200 bodegas en producción y entre ellas una de las mejores es Saint Clair. Son vinos súper aromáticos, con una paleta de descriptores muy amplia, de los más intensos del mundo. Limón, espárragos, hierbas, pasto, mineral y frutas de carozo son algunos aromas que predominan en un Sauvignon neozelandes. En boca son fáciles de tomar y, por supuesto, con una acidez alta y refrescante. Para los que empiezan a catar vinos, son ideales, ya que sus aromas son muy fáciles de captar.

En Argentina, en el Valle de Uco, Mendoza, tenemos los mejores exponentes. Gracias a su clima frío y a la altitud, esta variedad se adaptó de maravillas. Bodegas como Doña Paula, Tapiz, Pulenta Estate y Zorzal Wines, entre muchas otras, tienen destacados Sauvignon Blancs. Aromas a durazno, cítricos y dejos minerales, en boca son súper refrescantes, buenos compañeros como aperitivo o de platos ligeros. En Gualtallary se están elaborando y son realmente diferentes!.

Ezequiel Schneer, Sommelier